Rotterdam, Hol. México es un lugar de oportunidades para hacer negocios, y la reforma energética amplía las posibilidades para desarrollar proyectos en el sector, pero falta aclarar aspectos del marco regulatorio, consideran directivos de Vopak, empresa dedicada al almacenamiento de hidrocarburos.

Los cambios en el sector energético mexicano, afirmó Jos Steeman, director de Operaciones de Vopak Oil Rotterdam, ampliaron las posibilidades de inversión y crecimiento del mercado, pero sus efectos se han visto opacados por la caída de los precios internacionales del petróleo.

En el análisis y definición de las leyes secundarias de la reforma energética, que el Legislativo discute actualmente, está la oportunidad para clarificar y consolidar la operación de empresas participantes en el sector, explicó por su parte el director global de Petróleo de Royal Vopak, Hari Dattatreya, durante un recorrido por su terminal de almacenamiento ubicada en este puerto holandés.

Se requiere un marco regulatorio simple, claridad en el aspecto tributario y que las normas de los gobiernos locales sean sencillas, con reglas compatibles entre los gobiernos, porque en los hechos los cambios legales muchas veces complican a las empresas su operación .

Refirió que durante la reforma energética el gobierno mexicano ha pedido el punto de vista de los participantes en el mercado, incluso las empresas multinacionales, pero al final la decisión la toma y la asume la autoridad.

En su opinión, el manejo de gasolina, diésel y combustible para aviones implica medidas de seguridad, salud y ambientales que deben ser incorporadas al marco regulatorio.

Vopak opera en México desde hace más de 40 años. Tiene instalaciones de almacenamiento de derivados de petróleo en Altamira, Coatzacoalcos y Veracruz. Globalmente posee 71 terminales en 25 países, con una capacidad conjunta de almacenamiento de 33.7 millones de metros cúbicos, que llegará a 38 millones en un par de años más.

[email protected]