Al igual que las cotizaciones del petróleo a nivel internacional, el turismo también es sensible a determinados factores de percepción que lo perjudican, los cuales pueden alejar a los paseantes, tal es el caso de la inseguridad y problemas de salud, consideraron expertos.

Por razones de inseguridad, por ejemplo, la franja fronteriza con Estados Unidos es una de las más afectadas, solamente, en los últimos dos años la actividad en la zona se desplomó a la mitad, reconoció Carlos Cruz Archundia, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) en la zona noroeste.

Por eso urge que el gobierno emprenda una campaña efectiva de promoción a nivel internacional que explique que México es seguro, pero se debe pensar en el cómo.

Si en la campaña se menciona que México es seguro, invariablemente las personas pensarán, ¿por qué están diciendo que es seguro?, ¿acaso tiene problemas? Y ésa sería una campaña negativa , dijo.

Difícil la recuperación

Francisco Madrid, director de la escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac y exsubsecretario de Operación Turística de la Sectur, reconoció que las pérdidas del 2009, ocasionadas por la influenza y la crisis, ascendieron a 8,000 millones de dólares, 1% del PIB.

Y aunque el panorama para este 2010 es mejor que el del 2009, será difícil recuperar esta pérdida y será hasta el próximo año cuando podrá hablarse de una auténtica recuperación .

Peter E. Tarlow, consultor de turismo en materia de seguridad, resaltó que la percepción de inseguridad que México mantiene a nivel internacional ha mermado el crecimiento de la actividad turística del país y la visita de un mayor número de turistas extranjeros.

El especialista sostuvo que de no padecer una mala imagen en el exterior, nuestro país sería una potencia turística internacional.

Es una lástima que México tenga la reputación de una nación insegura para el turismo, cuando su gente es acogedora y amable con quienes lo visitan y tiene todo para prosperar , expresó el estadounidense.

Peter Tarlow aseguró que el pandillerismo y la violencia desa­tada por el narcotráfico, y la lucha de los cárteles que se registran en el país constituyen las principales causas por las que los extranjeros evitan visitar nuestro país.

Tarlow afirmó que los operativos militares contra el narcotráfico que ha implementado el gobierno federal en los estados del norte han sido benéficos para la imagen de México.

Quizá en su primera etapa este tipo de operativos ahuyentan al turismo, pero cuando en el exterior se dan cuenta de que se está haciendo algo por incrementar la seguridad la gente regresa , sostuvo.

rmartinez@eleconomista.com.mx