De acuerdo con las principales asociaciones de distribuidores de energía fotovoltaica en el país, la aprobación el próximo lunes de las nuevas reglas para la generación distribuida de electricidad en el país, que incluyen nuevos esquemas de contraprestaciones y simplificación de trámites, atraerán inversiones de hasta 200,000 millones de pesos a más tardar en los próximos cinco años por parte de la industria fotovoltaica global y permitirán la meta de penetración de 5% de este tipo de conexiones en los hogares.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex), el panorama de crecimiento resulta prometedor para el sector fotovoltaico nacional, ya que de acuerdo con estudios realizados en coordinación con la Secretaría de Energía, se estima que la cobertura de generación distribuida, que es de 151 megawatts, alcance en el 2022 una inversión de 50,000 millones de pesos. Esto implica que, de casi 22,000 usuarios que existen actualmente, se llegue a 155,000 en los próximos cuatro años. En adición, con la generación de gran escala, se lograría la instalación de 6,000 megas, lo que representaría una inversión de 150,000 millones de pesos y más de 24,000 nuevos empleos, tanto directos, como indirectos, según este organismo.

Héctor Olea, presidente de la Asolmex, considera que el Manual para la Interconexión de generadores de menos de 0.5 megawatts que aprobará el órgano de gobierno de la Comisión Reguladora de Energía el lunes, junto con las Disposiciones Administrativas de Carácter General para las contraprestaciones que recibirán los usuarios-generadores, darán certidumbre al sector y mejorará su productividad.

Se alcanzará 5% de hogares: ANES

En tanto, la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES) estimó que con la nueva regulación de Generación Distribuida se podrá alcanzar una penetración de 5% en el mercado. Ello implica que se alcanzará la meta del gobierno federal con lo que se ahorrarían 5,957 millones de pesos en subsidios para consumidores básicos en el país.

Además, Sergio Arnaud Galguera, presidente de la ANES, consideró que existen las reglas y oportunidades para un crecimiento exponencial de la energía solar; sin embargo, aclaró que el reto es ser competitivos como país y crear las condiciones para que México se convierta en potencia solar.

Para ello, propuso la creación de un Frente Solar que aglutine a cámaras empresariales e industriales, asociaciones civiles, académicos, investigadores, población en general y a las ya existentes asociaciones de energías renovables, a fin de proponer políticas públicas realizables que permitan una transición energética rápida.

Además, aseguró que se deben generar sistemas de certificación y normalización que permitan el desarrollo de la industria y garanticen calidad a los usuarios y el aprovechamiento pleno del recurso.

[email protected]