Como parte de su plan de reestructuración a nivel mundial, Inditex, la sociedad controladora de marcas como Zara, Zara Home, Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka, Oysho, Uterqüe, Lefties y Stradivarius, cerrará 56 tiendas en España, entre los meses de junio y agosto.

La firma ligada a Amancio Ortega busca reducir 300 puntos de su red en 2021. La noticia fue replicada en diversos medios españoles, pero se dio a conocer a través de un comunicado de la empresa a los sindicatos en la última actualización del calendario de cierres. Los trabajadores afectados serán 475, ya que deberán ser reasignados por la compañía dentro del acuerdo firmado con los representantes de los trabajadores para garantizar el mantenimiento del empleo.

El mayor número de cierres se producirá en Andalucía, con 19 y 195 trabajadores afectados, seguida de Cataluña, con ocho tiendas y 44 trabajadores, y Madrid, con otras ocho tiendas y 83 empleados. De las marcas que aglutinarán más cierres es Oysho, con 13. De Zara se cerrarán seis con una afectación para 153 trabajadores.

La empresa precisó a Europa Press que los cierres se deben a su apuesta por tiendas de mayor tamaño, con herramientas tecnológicamente avanzadas y la absorción de tiendas más pequeñas y con menor capacidad de adaptación a este modelo.

Por su parte la Confederación Sindical de Comisiones Obreras exigió el acatamiento de los acuerdos y garantías de reubicación para los 475 empleados afectados por los 56 cierres de tiendas en junio, julio y agosto (seis de ellos antes del 25 de julio, 43 concentrados entre el 25 y el 31 de julio y otros siete en agosto). Inditex prevé culminar a lo largo de 2021 su plan de absorciones de establecimientos, que comenzó en 2020, y en el que se espera el cierre de 400 tiendas del grupo durante este año.