La aerolínea española Iberia, unida a British Airways en el seno de IAG, alcanzó este martes un acuerdo con los sindicatos de tripulantes que mantiene la reducción en un 14% de los salarios y aumenta las horas de vuelo para mejorar la productividad.

Este acuerdo supone una "mejora sustancial de la productividad de la compañía", afirmó Iberia en un comunicado, tras al acuerdo "histórico" alcanzado el 13 de febrero con el sindicato de pilotos Sepla que prevé el mismo recorte salarial.

El anuncio fue bien recibido en la bolsa de Madrid, donde la acción de IAG ganaba 1.18% a 5,474 euros en un mercado en alza de 0.25% a las 14:17 GMT.

Los sindicatos de tripulantes de cabina, un total de 3.348 trabajadores al 31 de diciembre, habían aceptado en abril una reducción del 14% de los sueldos y su congelación hasta 2015, dos medidas que se "mantienen" en el acuerdo presentado este martes.

A esto se agrega "el incremento de días de ocupación, en general, así como medidas específicas para los meses de verano, como el aumento de las horas de vuelo, para hacer frente al crecimiento de la demanda en esas fechas", precisó Iberia.

Además, en los vuelos de corto y medio recorrido, "se han incorporado nuevas tareas para asimilarse a las prácticas del mercado", informó la aerolínea.

Se trata de reducir el tiempo de escala participando, por ejemplo, en el proceso de embarque de los pasajeros, explicó a la AFP una fuente de Iberia.

"Para las nuevas contrataciones se fijan unos niveles retributivos iniciales en condiciones de mercado", agregó. Los nuevos empleados ganarán 20,000 euros al año, precisó la fuente.

Estas medidas estarán en vigor hasta el 31 de diciembre del 2017.

En abril, además del recorte salarial del 14%, los sindicatos habían aceptado una bajada adicional del 4% en espera de encontrar un acuerdo sobre la productividad, que se suprimirá en cuanto entre en vigor el acuerdo anunciado este martes.

Los cinco sindicatos, CCOO, UGT, SITCPLA y CTA Vuelo deben ahora ratificar cada uno el acuerdo.

erp