El sector empresarial del país vio con buenos ojos el eventual pacto de estabilidad fiscal anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) porque dará certidumbre jurídica a las inversiones; sin embargo, planteará avanzar bajo dos vías paralelas: los temas en los que ya existen acuerdos y mantener el análisis de la afectación del IVA en fronteras, IEPS, deducibilidad en prestaciones sociales e impuestos a dividendos, así como en inversiones.

Gerardo Gutiérrez Candiani y Juan Pablo Castañón, presidentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), respectivamente, pidieron a la SHCP definir qué pasará con las mesas de análisis en las que se venían resolviendo inquietudes sobre la reciente reforma fiscal aprobada que afectará las finanzas de las empresas.

En entrevistas por separado, el líder de la máxima cúpula empresarial dijo a El Economista: Valdría la pena que haya un paquete integral (en el pacto fiscal) con el fin de que no sólo se base en ingresos, sino en el gasto , que haya el compromiso de asegurar que el presupuesto sea designado a programas y sectores detonadores de la economía.

De entrada, el lapso de tres años es viable, siempre y cuando se realicen los ajustes en temas fiscales en donde los países con quienes compite México comercialmente hablando, no enfrentan esos gravámenes en aras de la afectación de la economía, empleo y productividad, comentó Castañón.

IVA en frontera, IEPS, disminución de tasa sobre intereses que es alta, deducibilidad a 100% en actividades productivas y seguridad social, y el régimen de consolidación, dividendos, entre otros, son temas pendientes y vemos que se pueden tratar dentro del pacto , detalló el Presidente del CCE.

Entonces, ¿el pacto fiscal deberá acotar estos temas fiscales?

Entrar a un paquete integral a revisar y en donde se tomen en cuenta factores como empleo, ingresos fiscales, competitividad, empleo, inversiones y gasto; hacer algo progresivo e ir liberando temas pendientes en las mesas de negociación posterior a la reforma fiscal.

En su oportunidad, el Presidente de la Coparmex dijo que están abiertos a las observaciones de la autoridad en materia fiscal, pero primero habrá que ver cómo están afectando algunos impuestos la actividad productiva.

Estamos viendo que el programa fiscal para los pequeños contribuyentes no ayuda a la formalización , acotó Gutiérrez Candiani.

Se puede avanzar de manera importante en estabilidad fiscal -abundó-, lo primero es avanzar en temas en los que haya acuerdo entre las partes para que lleven a la productividad, crecimiento y empleo.

En el segundo aspecto se debe hacer un análisis puntual de los efectos que pudieran tener en la economía y si es posible hacer modificaciones.

lgonzalez@eleconomista.com.mx