Después de más de tres años de investigación, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) multó a América Móvil y Telcel con cerca de 97 millones de pesos por la comisión prácticas monopólica relativas.

AMX ya fue notificada de la resolución del IFT y analiza la misma para en su momento presentar la impugnación que procede conforme a la ley.

El monto de la multa es casi el doble de la que impuso a Telmex en el 2014, que fue de 49 millones de pesos, por prácticas monopólicas en contra de Axtel.

En esta ocasión, el pleno determinó que, al celebrar convenios de exclusividad con Blue Label México, AMX y Telcel impidieron la comercialización de tiempo aire de sus competidores en el servicio de telefonía móvil.

Esta conducta, ocurrida entre el 31 de marzo de 2012 y el 12 de agosto de 2014, según el IFT, constituye una práctica monopólica relativa prevista en el artículo 10, fracción VIII, de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) vigente en 2012.

En este sentido, el pleno del IFT determinó que la conducta de las compañías tuvo el objeto de desplazar indebidamente a otros agentes del mercado relevante e impedir sustancialmente el acceso a otros agentes a los mercados relacionados.

De ahí que el pleno determinó imponer a América Móvil y Telcel una sanción equivalente a 96 millones 825,831 pesos.

La investigación se inició el 15 de octubre del 2014, luego de que el Instituto recibió una denuncia en contra de Telcel y otros por presuntas prácticas monopólicas relativas, y concluyó el 30 de mayo de 2017.

Posteriormente, el 30 de agosto de 2017, la Autoridad Investigadora del IFT emitió el Oficio de Probable Responsabilidad (OPR) en el que imputó a América Móvil y Telcel la conducta consistente en celebrar un acuerdo de exclusividad con incentivos a BLM, el cual fue seguido por un procedimiento en forma de juicio en el que las emplazadas ejercieron su derecho de audiencia y presentaron manifestaciones y pruebas.

Una vez desahogado el procedimiento e integrado el expediente, el 21 de febrero de 2018, se turnó el asunto al comisionado Adolfo Cuevas Teja quien, en su carácter de comisionado ponente, estuvo a cargo de presentar el Proyecto de Resolución a votación de sus pares y de integrar la resolución final.

La multa es la máxima prevista en la Ley de Competencia, debido a que la conducta cometida es altamente grave, pues afecta servicios de interés público, causa un daño al mercado porque afecta el proceso de competencia y libre concurrencia y existen elementos para determinar que la empresa tuvo la intención de realizar las conductas imputadas.

Espaldarazo a Telmex

En otro frente, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) amparó a Teléfonos de México (Telmex) y a su filial Teléfonos del Noroeste (Telnor), para que puedan cobrar tarifas de interconexión a sus competidoras a partir de enero de 2019.

El año pasado se resolvió el mismo tema, tarifa de interconexión, pero para Telcel.

A partir de ahora, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) deberá analizar y eventualmente fijar las tarifas que se cobrarán, tomando en cuenta las obligaciones de carácter social previstas en el título de concesión de Telmex y Telnor.