Infraestructura Energética Nova (IEnova) anunció que comprará por 852 millones de dólares el parque eólico Ventika en General Bravo Nuevo León, que opera con 84 aerogeneradores para una capacidad instalada de 252 megawatts.

Ventika, compuesto por dos parques contiguos, es hasta el momento la instalación eólica más grande del país, con poco más de 10% de la capacidad total instalada de esta tecnología a nivel nacional.

Mediante su filial eólica, la subsidiaria de Sempra Energy en México informó mediante un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores que firmó con Blackstone Energy Group y Fisterra Energy el acuerdo de adquisición de 100% de este parque, cuya construcción concluyó en diciembre del año pasado y comenzó a operar en abril.

La energía del sitio fue instalada para consumo de Cemex, quien apalancó como cliente la construcción del parque en la respectiva temporada abierta y que se mantendrá como comprador de la energía que ahora produzca IEnova en la modalidad de autoabasto.

La transacción está sujeta a la aprobación de la Asamblea de Accionistas de IEnova y al visto bueno de la Comisión Federal de Competencia Económica.

Gana músculo energético

Este proyecto constituye la segunda inversión de IEnova en el segmento eólico nacional, junto con Energía Sierra Juárez, que se ubica en la cadena montañosa de Sierra de Juárez, en el municipio de Tecate, Baja California, y se interconecta con el sistema de Transmisión Suroeste (Southwest Powerlink), en la subestación East County de San Diego Gas and Electric (SDG&E), luego de su inicio de operaciones en junio del 2015.

Con una inversión de 300 millones dólares, Energía Sierra Juárez es el primer proyecto transfronterizo de energía eólica entre México y Estados Unidos, desarrollado por IEnova y su socio InterGen, y cuenta con una capacidad de 155 megawatts de energía eólica, mediante 47 aerogeneradores.

IEnova, la primera energética en participar en el mercado accionario mexicano cuenta además con tres adjudicaciones para construcción y operación de gasoductos de la Comisión Federal de Electricidad por cuenta propia en esta administración, por una inversión conjunta de 350.8 millones de dólares, para el transporte de 2,721 millones de pies cúbicos diarios de gas en 248 kilómetros. Además, participa en el consorcio que construirá el mayor de estos proyectos: el tramo submarino de 800 kilómetros Texas-Tuxpan, que transportará 2,600 millones de pies cúbicos diarios de gas con una inversión de 2,164 millones de dólares.

En el país, IEnova cuenta ya con 650 colaboradores e inversiones por 4,000 millones de dólares invertidos, además de 113,000 clientes, 500 kilómetros de ductos, 625 megawatts de capacidad de generación eléctrica, y capacidad de suministrar 1,000 millones de pies cúbicos de gas natural regasificado por día.

kgarcia@eleconomista.com.mx