Para el 2020, la expectativa es que la Inversión Extranjera Directa (IED) reaccione de manera positiva a los incentivos que genere el tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), afirmó Graciela Márquez Colín.

El año pasado se habló de “una inversión expectante’’, explicó en entrevista la secretaria de Economía al finalizar una reunión extraordinaria de trabajo con senadores integrantes de la comisión legislativa del ramo.

Dijo esperar que la conclusión de los procesos legislativos en México, Estados Unidos y, próximamente, en Canadá, del referido tratado comercial, se traduzca en inversiones. “Sin embargo, también hay que considerar que la economía global muestra algunos signos de desaceleración, no solamente en términos del crecimiento, sino no sabemos todavía cuál va a ser el impacto de la epidemia de coronavirus y eso puede reducir aún más los flujos internacionales de capital”, advirtió.

En el 2019, los flujos de entrada y de salida disminuyeron en 1%, comentó, y que en ese contexto “México tuvo un crecimiento de inversión extranjera’’.

“Pero aun así creemos que la estrategia que hemos puesto a andar desde la Secretaría de Economía para la atracción de inversión extranjera pueda funcionar, que podamos tener un T-MEC puesto en marcha, y que esto, junto con oportunidades de inversión que tenemos, como el programa de Zona Libre de la Frontera Norte, pueda atraer a nuevos capitales y nuevas empresas, o que las que ya están sigan invirtiendo”.

Márquez Colín informó que la dependencia a su cargo tiene dos tareas fundamentales para apuntalar el crecimiento económico: la implementación del T-MEC y la relocalización de empresas que se encuentran, básicamente, en China.