La industria automotriz, uno de los principales clientes del sistema ferroviario, se mantendrá al tanto de la discusión de la ley en la materia que se discute en el Congreso, pues aunque entienden la preocupación de las empresas de ferrocarriles, existe el espacio para mejorar los servicios, costos y calidad de la operación, dijo Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En este sentido, las empresas automotrices pidieron al Congreso que se tomen en cuenta las inquietudes de las ferroviarias y se asegure el servicio a la industria para el traslado de su producción.

El tema de ferrocarriles ha sido plateado por las propias empresas ferroviarias, hemos estado atentos al desarrollo de este tema porque nosotros (la industria automotriz) lo que necesitamos es asegurar, tener un servicio pleno en tiempos y costos , explicó en conferencia de prensa.

La semana pasada, la Cámara Baja aprobó la Ley Reglamentaria del Sistema Ferroviario, la cual plantea la interconexión de vías férreas.

Eduardo Solís aseguró que el sector automotriz es el usuario más importante de las vías ferroviarias y por ello entienden la preocupación de empresas como KCS o Ferromex de que no se respeten las concesiones que fueron otorgadas por más de 30 años.

No obstante, en la medida que mejoremos el perfil de costos, lo vamos a agradecer. Tenemos espacio para mejorar los servicios, los espacios y costos , acotó.

lgonzalez@eleconomista.com.mx