Grupo México comenzará a construir el próximo año cinco plantas hidroeléctricas en Puebla, que requerirán una inversión de 1,500 millones de pesos y la energía que se genere la venderán a las minas de la empresa a través de Comisión Federal de Electricidad (CFE), como alternativa para mitigar el impacto ambiental del negocio de minas.

Federico Schroeder, encargado de Proyectos y Desarrollos de la empresa, aseguró que en este momento trabajan en las manifestaciones de impacto ambiental y que iniciarán este año los primeros caminos de acceso a las instalaciones, que tendrán una capacidad no mayor a 40 megawatts.

Se pude detonar en México un montón de este tipo de infraestructura. Tenemos desarrollado 35% de lo que se pudiera, por complicaciones de todo tipo , dijo luego de participar en un foro organizado por la firma BNAmericas.

La reciente publicación de la Ley de Asociaciones Público-Privadas (APPs) será un detonador para los diversos planes de Grupo México, por ejemplo en materia de acueductos, carreteras y plantas de tratamiento de agua, que es donde quieren tener mayor presencia.

Además, el año pasado participaron en la licitación para construir y administrar el nuevo aeropuerto en Riviera Maya.

El nuevo documento claro que nos ayudará. Los trámites serán más sencillos. Nosotros necesitamos el apoyo del gobierno y nos convertimos en socios porque podría dar un poco de energía a las poblaciones cercanas , agregó.

ESPERAN REGLAMENTO

El directivo consideró que la publicación de la reglamentación de dicha ley esté a la brevedad para realmente echar a andar los proyectos que están en la agenda del sector empresarial.

Al respecto, fuentes de Banobras, que coordina los trabajos, han comentado que ya está el borrador en análisis y se publicará en un plazo no mayor a 30 días, pese a que se habla de otros tiempos. Se ha referido que estará en cuatro meses, pero la verdad es que se quiere crear un colchón de tiempo. Ya casi está , informaron.

NEGOCIAR EN BUENOS TÉRMINOS

Las características geográficas de Puebla, altas montañas que facilitan las caídas, fueron primordiales para que Grupo México decidiera explorar el nicho de hidroeléctricas y uno de los retos que representa es la negociación con las poblaciones locales.

[email protected]