La multinacional italiana de confitería Ferrero anunció este lunes la compra de las galletas belgas Delacre, hasta ahora propiedad de United Biscuits, por un monto no especificado.

La compra permite al grupo italiano, conocido por productos como Nutella, Ferrero Rocher o los huevos Kinder, incorporar nuevas marcas como Délichoc o Sprits.

NOTICIA: Ferrero redujo emisión de CO2 y su consumo de agua

Delacre forma parte de United Biscuits, comprado a finales del 2014 por el grupo turco Yildiz, también propietario de la marca de galletas BN.

"En el marco de la transacción, la entidad afiliada a Ferrero retomará todas las unidades de producción y mantendrá los puestos de trabajo tanto de los directivos como de los colaboradores de esas empresas", dijo Delacre en un comunicado.

NOTICIA: Ferrero no está en venta: Presidente ejecutivo

El grupo también nombró a Jérôme Grégoire como nuevo director general de Delacre.

"Delacre es una apuesta relativamente segura para Ferrero porque es una empresa especializada en galletas de calidad que tiene sinergías evidentes con el chocolate", indica en una nota Pinar Hosafci, un especialista del sector agroalimentario de Euromonitor International.

NOTICIA: Ferrero traza plan con proveedores hacia el 2020

Delacre, creada en 1891 por Charles Delacre, fue comprado en 1998 por United Biscuits y en el 2015 facturó 120 millones de euros.

abr