Para compensar el faltante de ingresos que tendrán las finanzas públicas como efecto del apoyo fiscal que se le dará a Petróleos Mexicanos (Pemex), el gobierno federal continuará fortaleciendo la estrategia contra evasión de impuestos, con el fin de obtener mayores ingresos tributarios, indica el Plan de Negocios de Pemex.

“El combate a la elusión y la evasión por parte de la autoridad tributaria permitirá compensar los recursos que dejen de percibirse por la implementación de las medidas que beneficien a Pemex”.

Menciona que a partir de este año se estableció una medida en la que se le dio un beneficio fiscal a la petrolera por 30,000 millones de pesos, es decir, es el mismo monto que dejó de percibir el gobierno en sus arcas.

“El objetivo es que el gobierno apoye a Pemex los primeros tres años de la administración para recuperar la producción de petróleo, y, en la segunda mitad, Pemex sea quien apoye al gobierno federal para financiar el desarrollo y el crecimiento económico del país”.

En su Plan de Negocios, indica que Pemex, junto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos evalúen la migración al régimen de contratos de algunas asignaciones, con el fin de adaptar los términos fiscales para campos con condiciones específicas.

La idea es que se pueda reducir la carga fiscal del impuesto sobre Derecho a la Utilidad Compartida (DUC), el cual pasará de 65% que se tiene en 2019 a 58% en 2020 y a 54% en 2021. Con ello, el costo fiscal sería de 128,000 millones de pesos.

 

Se abusó de ingresos petroleros

Arturo Herrera, quien fue nombrado como secretario de Hacienda, consideró que una de las principales causas por las que México no se esforzó en recaudar más, es porque se tenían muchos ingresos petroleros.

Comentó que hace algunos años, 8% del Producto Interno Bruto (PIB) provenía de los ingresos petroleros, que, a valor presente, equivale a casi 1 billón de pesos.

“Eso se convirtió en un arma de doble filo, porque si bien fue un privilegio para un país tener estos recursos, por el otro lado se fueron descuidando las capacidades tributarias como país”, dijo el martes pasado cuando compareció en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

Recordó que, en la medida en que el complejo de Cantarell se fue agotando, es decir, se redujo la producción petrolera, el país fue teniendo mayores presiones fiscales.

Herrera indicó que la recaudación tributaria en México representa 13% del PIB, lo cual está muy por debajo del promedio de Latinoamérica que es de 17%; “Nicaragua, que tiene un nivel de desarrollo inferior al de nosotros, recauda 16% del PIB”.

Por ello, remarcó que desde la SHCP se están enfocando en que en los primeros tres años se cierren las brechas de la evasión y elusión de impuestos y que el SAT cobre mejor. En la segunda mitad del sexenio, se analizará más a fondo una reforma fiscal.

Los 11 objetivos estratégicos del Plan de Negocios de Pemex:

1. Fortalecer la situación financiera de la empresa

2. Acelerar la incorporación de reservas para asegurar la sostenibilidad de la empresa

3. Incrementar la producción de hidrocarburos

4. Adecuar y modernizar la infraestructura de producción

5. Aumentar la confiabilidad y seguridad de las operaciones

6. Proveer de servicios de coordinación y soporte al negocio de manera eficiente y oportuna

7. Crecer la producción de combustibles y petroquímicos

8. Reforzar la comercialización y contribuir a garantizar el abasto de productos de manera eficiente y oportuna

9. Fortalecer las competencias para incrementar la eficiencia de las actividades operativas y administrativas

10. Impulsar el enfoque de responsabilidad social, minimizar el impacto ambiental y mejorar la eficiencia energética

11. Asegurar la integridad física de las instalaciones y sistemas de información

[email protected]