El empleo formal en el país, y sobre todo permanente, se mantiene en números positivos, pero con menor dinamismo, pues en el mes de marzo se sumaron 64,566 puestos de trabajo, para alcanzar por primera vez la cifra de 21 millones de trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A pesar de que en marzo de este año la generación de empleo estuvo por debajo en 27.2%, respecto al mismo mes de 2021, en su reporte mensual el IMSS detalló que para el primer trimestre del 2022 sumó 385,704 puestos, de los cuales, el 63.3% corresponde a empleos permanentes; “este aumento de puestos es el más alto que se ha registrado desde que se tiene registro en periodos similares”, indicó. Especialistas destacaron que el ritmo en la generación de empleo es “más moderado” respecto a los meses de enero y febrero de 2022, además de que en todo el sexenio se han generado 547,000 puestos de trabajo.

“Hay una clara desaceleración de la contratación de empleados con seguridad social, siendo el empleo eventual el que se encuentra en números rojos, y que de mantenerse esta tendencia, entonces cerraremos el año en 700,000 puestos de trabajo que para dos años de recuperación de empleo es muy poquito, sobre todo si se considera que la Población Económicamente Activa ha seguido creciendo”, explicó el presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), Héctor Márquez.

Asimismo, se calcula que hay un déficit de 829,604 empleos desde que inició la crisis por la pandemia y aún se está lejos de una recuperación completa, comentó el especialista laboral David Kaplan.

“La cifra de marzo sorprende de manera positiva; si comparamos el crecimiento trimestral, sin lugar a dudas es muy optimista y parece que hay un crecimiento; pero el crecimiento acumulado aún sigue siendo pobre, ya que todos los trabajadores que se han incorporado al IMSS no son nuevos, se está recontratando, por la pérdida que hubo desde el inicio de esta administración”, destacó el especialista laboral Armando Leñero.

En los últimos doce meses se observa una variación de 980,143 puestos, equivalente a una tasa anual de 4.9% (en febrero el avance anual fue de 5 por ciento). “El incremento de más de 980,000 puestos es la segunda variación más alta en toda la historia del Instituto. Por otra parte, entre marzo de 2021 y 2022, se crearon 1,055,307 puestos permanentes. Esta es la variación máxima de toda la historia del Instituto”, detalló el IMSS en su reporte.

En lo que va del año la mayoría de los sectores reportaron crecimiento, excepto Comercio, pues tuvo, entre diciembre de 2021 y marzo 2022, un decremento de 26,446 plazas laborales.

En tanto, en comparación con el mes previo de 2022, los sectores que reportan pérdida en el número de trabajadores registrados permanentes en el IMSS fueron Construcción, con 3,399 plazas menos. Los estados con mayor crecimiento en lo que va del año fueron: Sonora, Chihuahua y Baja California.

pilar.martinez@eleconomista.mx