Al firmar el decreto de la reforma a la Ley Federal de Competencia Económica, aprobado por el Congreso de la Unión hace unos días, el presidente Felipe Calderón sostuvo que existe un marco legal robusto para atacar a los monopolios económicos hasta con cárcel por entorpecer la actividad productiva de México, lo cual brindará mayor bienestar a los consumidores con menores precios.

El Primer Mandatario de México dijo que con esta reforma se otorgan mayores facultades a la Comisión Federal de Competencia (CFC) para sancionar las prácticas monopólicas de verdad, lo cual representa una respuesta contundente a una de las principales deficiencias que tenía la ley, no tenía capacidad eficaz para hacer valer sus sanciones... no tenía dientes .

Todas estas modificaciones a la ley ponen a México en línea con las mejores prácticas internacionales en la materia y nos permiten avanzar con decisión en nuestro objetivo de transformar a México en una economía competitiva, generadora de empleos y, verdaderamente, capaz de ofrecer bienestar a los consumidores en los bienes y servicios que se producen o comercian en nuestra sociedad , destacó el Jefe del Ejecutivo durante su discurso.

QUITAR CARGA A LA CFC

Ante legisladores y empresarios, Calderón destacó tres aspectos de la llamada ley antimonopolios: facilidad en los procedimientos internos de la CFC para quitarle carga administrativa a dicha institución; transparencia en los procesos de la Comisión, es decir, las empresas pueden acudir al pleno del organismo a ser escuchados, se emitirán y transparentarán criterios que serán actualizados al menos cada cinco años, y fortalecimiento de las resoluciones de la CFC con el fin de darle mayores herramientas.

Argumentó que actualmente las familias de menos ingresos gastan una buena parte de lo que reciben (30%, según estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), en bienes y servicios producidos por empresas que no operan en mercados competitivos.

Una mayor competencia contribuirá a que los precios en esos mercados tiendan a reducirse, fortaleciendo el poder adquisitivo de los mexicanos , aseveró el Presidente.

Por otra parte, Bruno Ferrari, titular de la Secretaría de Economía, comentó que no sólo se trata de mejorar el marco jurídico de la competencia, sino de generar una cultura de la competencia, en donde las empresas, autoridades y los consumidores formen valores.

Se trata de que los mexicanos hagamos nuestra la vocación de competir, con el fin de impulsar la productividad con la ley como punto de partida para inculcar una cultura de la competencia .

AFIRMA PÉREZ MOTTA

AHORA SÍ LES CAERÁ EL CHAHUIXTLE A LOS MONOPOLISTAS

La nueva ley antimonopolios, que podría entrar en vigor hoy al publicarse en el Diario Oficial de la Federación, obligará a las empresas a no incurrir en prácticas anticompetitivas ni constituir cárteles por temor a las sanciones, lo cual derivará en la reducción de precios de hasta 40% en los productos, bienes y servicios que provengan de un mercado monopólico, afirmó Eduardo Pérez Motta, presidente de la Comisión Federal de Competencia (CFC).

Ahora sí les caerá el chahuixtle en serio (a las empresas con poder monopólico) , porque la CFC puede intervenir con mayor facultad a atacar los monopolios, oligopolios y colusiones, estableció el funcionario a El Economista.

Agregó que se espera un fuerte impacto con la puesta en marcha de la Ley Federal de Competencia Económica, ya que habrá mercados en donde las empresas dejarán de hacer las prácticas monopólicas ante el miedo de que ahora sí las sanciones les caigan .

Ante este miedo lo dejarán de hacer y habrá muchos mercados que hoy representan 30% del gasto promedio de los mexicanos, donde los consumidores pagan hasta 40% más que si hubiera competencia y van a operar de manera más eficiente. Otros no y se irán a los juicios , expresó el zar antimonopolios a este diario.

[email protected]