Guadalajara, Jal. LAS EMPRESAS ferroviarias podrían modificar sus planes de inversión, que para el 2014 suman cerca de 1,000 millones de dólares, de ser aprobado en el Senado el dictamen que modifica la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, con la intención de incrementar la competencia en el sector garantizando la interconexión y la llegada de nuevos jugadores.

El presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), José Zozaya, consideró que la aprobación, el martes pasado en la Cámara de Diputados, del documento envía una señal equivocada a los inversionistas internacionales.

Se están cambiando las reglas del juego de una concesión que se dio a 50 años y apenas vamos en el 16. Eso es algo muy peligroso, no sólo para las empresas como la nuestra (Kansas City Southern de México) porque nos afecta directamente, sino para la imagen de México , comentó.

Como una muestra de la inconformidad del sector privado, el director de Ferromex, Rogelio Vélez, aseguró que su socio estadounidense Union Pacific envió una carta a la Presidencia de la República, en la que pide un acercamiento para tocar el tema, porque así como van las cosas tendrían que reconsiderar sus inversiones, incluso consideran que se trata del caso en el que México debe honrar su honor.

Es triste saber del poco conocimiento que se tiene de la industria, como está escrito en su exposición de motivos , comentó en rueda de prensa.

Desde su perspectiva, de seguir adelante la iniciativa, se podría correr el riesgo, aunque no inmediatamente, de que la red ferroviaria no continúe mejorando como ha ocurrido en los últimos 15 años de concesión y en consecuencia, se pierda competitividad.

MAYOR COMPETENCIA CON MÁS VÍAS

Los directivos de las dos principales concesiones coinciden en que la participación de la Iniciativa Privada en el sector es una historia de éxito y prueba de ello es el incremento de 47.6% en los millones de toneladas-kilómetro movilizadas entre 1998 y el 2012, cuando sumaron 79,353, por lo que piden ser escuchados.

En los últimos 15 años, como sector, han invertido cerca de 10,000 millones de dólares en modernizar las vías que tienen concesionadas y están en desacuerdo cuando los legisladores argumentan que no se ha construido más infraestructura de la que tienen en concesión, porque es facultad exclusiva de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Para incrementar la competencia en la industria, se deben incrementar el número de vías, licitar nuevas vías para que entren nuevos jugadores y la Comisión Federal de Competencia Económica analice si pudiéramos entrar o no. Lo que quieren hacer es crecer en las vías, pero ya no dan más , refirió Zozaya.

Otro efecto negativo que traería es el desajuste en las operaciones, porque eventualmente un nuevo operador podría subir a la red un tren de 20 vagones, cuando ésta se encuentra lista para mover 120 vagones y estarían tomando un espacio que alentaría a todo el sistema.

Con relación al tema de tarifas, Vélez y Zozaya coincidieron en que se trata de un tema complejo, porque si bien los títulos de concesión les permiten establecerlas, resultaría un caos publicar todas, puesto que hay negociaciones diferenciadas con cada uno de sus clientes y se manejan de forma confidencial, porque así fue acordado, aunque no les causaría conflicto el hecho de publicar las tarifas máximas, como se ha propuesto.

Van por integración nacional

Haz clic en la imagen para ampliarla

alejandro.delarosa@eleconomista.mx