Un grupo disidente del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM) demandó la intervención del Ejecutivo y de las autoridades laborales para abrir el proceso democrático de elección a la secretaría general que encabeza Víctor Flores desde hace más de dos décadas.

En conferencia de prensa Eduardo Canales, quien actualmente forma parte del Comité Ejecutivo Nacional, denunció que el sindicato es totalmente en antidemocrático, y que a pesar de los cambios en la Ley Federal del Trabajo ha sido imposible llamar a un nuevo proceso de elección sobre todo porque no se han resuelto las denuncias que pesan en contra del dirigente sindical desde hace muchos años.

En entrevista con El Economista, Canales explicó que ya es imposible mantener un Comité Ejecutivo que avala todos los cambios en favor del líder ferrocarrilero, quien estará como secretario general hasta 2024, independientemente del desvío de recursos, dijo que Flores ha empezado a utilizar mecanismos de presión en contra de los trabajadores, al pedir a las empresas que les otorguen un permiso sindical que solo funciona para mantenerlos congelados, están como suspendidos laboralmente.

“Hace 25 años Víctor Flores recibió un sindicato democrático y en estos momentos es totalmente antidemocrático. Recibió un ejercicio sindical de tres años y él lo convirtió a seis, un sindicato que no tenía reelección y ahora él lo tiene de por vida; antes se votaba en los centros de trabajo, ahora tenemos que acudir a sus oficinas a votar; lo cual limita toda la participación de los trabajadores”, detalló.

El Sindicato Ferrocarrilero mantiene cinco contratos colectivos de trabajo con las empresas Ferromex, Ferrosur, Kansas City Southern de México, Terminal Ferroviaria del Valle de México y Ferrocarriles Coahuila-Durango, con 12,000 trabajadores en activo, por lo que “también pedimos a las empresas que no intervengan y que den oportunidad para que los trabajadores inconformes puedan manifestarse sin la amenaza de ser suspendidos.

Flores dice sí a democracia sindical

Por otra parte, el dirigente sindical, Víctor Flores Morales, informó que todo el Comité Ejecutivo Nacional respalda la propuesta del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para que la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde informe sobre la situación legal de la actual dirigencia nacional.

Tras señalar que el Comité Ejecutivo Nacional y los secretarios generales de las 39 secciones en el país del Sindicato Ferrocarrilero fue electos hace dos años “de manera legal y democrática”, se alineó a lo que marca la nueva Ley Federal del Trabajo la cual obliga a respetar el voto libre, directo y secreto de todos y cada uno de los trabajadores.

Por lo que lamentó que el actual secretario Nacional de Ajustes por Talleres, Eduardo Canales Aguiar, integrante del Comité Ejecutivo Nacional, se haya pronunciado este día por una nueva reforma a nuestros estatutos.” Esta se llevó a cabo hace dos años en cumplimiento cabal a lo estipulado por la actual Ley Federal del Trabajo, revelando con ello su interés de dividir a los trabajadores ferrocarrileros de México”.

Además, informó que las denuncias presentadas en contra de la dirigencia nacional por un grupo de personas disidentes al STFRM, “informamos que todas y cada una de ellas están puntualmente aclaradas por las autoridades judiciales y laborales del país”.

Como sindicato de vanguardia en el renglón de transparencia, reconocido por las autoridades del INAI, el STFRM sigue dispuesto a informar sobre su proceso democrático interno que lleva a cabo desde años atrás, así como del manejo de las cuotas sindicales que aportan todos y cada uno de los trabajadores a los que representa, añadió el dirigente.

rrg