El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil aprobó un financiamiento de 700 millones de dólares (9,100 millones de pesos) al consorcio formado por la brasileña Braskem y la mexicana Idesa para la construcción del proyecto petroquímico Etileno XXI que se realiza en Nanchital, Veracruz.

Etileno XXI tendrá capacidad para fabricar 1 millón de toneladas anuales de polietilenos a través de un cracker de etano y tres plantas de polimerización, dos de polietileno de alta densidad y una de polietileno de baja densidad.

En un comunicado emitido por Braskem Idesa, el consorcio aseguró que Etileno XXI sigue avanzando dentro del cronograma previsto y que las obras de terraplén y preparación del sitio ya se concluyeron a 70 por ciento.

Además, cerca de 50% de los equipamientos críticos ya fueron adquiridos y en este momento 2,100 personas trabajan en el proyecto, aseguraron.

Se prevé llegar a 9,000 empleos durante el pico de la construcción, que serán los años del 2013 y 2014. Una vez que inicie operaciones en el 2015, está prevista la generación de 3,000 empleos directos e indirectos permanentes , enfatizó el consorcio.

Los recursos financieros obtenidos se suman a los ya aprobados por el Banco Interamericano de Desarrollo en abril y a los del International Finance Corporation del World Bank Group y la agencia de crédito italiana SACE, en mayo.

El grupo de instituciones financieras estará también compuesto por la banca de desarrollo de México Bancomext y Nacional Financiera, y de bancos comerciales cuyos montos se encuentran en fase final de aprobación, informaron.

kgarcia@eleconomista.com.mx