A pesar de la caída del precio del petróleo, los recortes presupuestarios que se le han impuesto en los últimos dos años y el reto de romper las inercias para volverse rentable, Petróleos Mexicanos (Pemex) aún resulta atractiva para potenciales socios, por dos motivos: su integración vertical, que permite contener ciclos de volatilidad entre las diferentes actividades, y porque cuenta con asignaciones de campos petroleros interesantes en el territorio mexicano.

Así lo manifestó el exdirector de la estatal, Jesús Reyes Heroles, para quien México es una provincia petrolera atractiva; está ubicado junto a la mayor economía del mundo y por su grado de apertura, economía de mercado y estabilidad financiera, es muy atractivo comparado con otros destinos para la inversión en Asia o África.

Vivo directamente la expresión de interés de mexicanos y extranjeros por trabajar con Pemex , aseguró, es cosa de ponerse de acuerdo en cuándo, cómo y quién puede aportar el capital que necesita la empresa .

Durante la presentación del foro Energy Mexico 2016, que se realizará del 26 al 28 de enero en el Centro Banamex, el también presidente de la consultora EnergeA, explicó que si bien Pemex es una empresa compleja y de enormes dimensiones, también es una compañía integrada en el sector petrolero, lo que tiene bondades en coyunturas, como la caída de algunos precios en una parte de la cadena de valor, como el crudo, que se compensan con el alza de otros, como los derivados, subsanando así los ciclos, que son tan comunes en esa industria.

A la vez, aseguró que, a pesar de las condiciones adversas en las que trabaja Pemex en este momento, ésta ofrece buenas posibilidades de negocio, dados los cambios que han ocurrido en el sector nacional.

Es bien sabido que los cambios de Pemex no pueden hacerse desde adentro y que se necesitaba la reforma para romper con ese gigantismo que ha arrastrado, para ponerse al fin a competir con eficiencia, en condiciones de mercado , dijo.

Destacó que entre los cambios más importantes que ha logrado la empresa están la centralización de la proveeduría y la agrupación de las actividades de transformación industrial, mismos que se venían trabajando desde hace un par de administraciones y que pudieron concretarse gracias al impulso que tuvo Pemex al convertirse en empresa productiva del Estado.

[email protected]