El Servicio de Administración Tributaria (SAT) hizo más severa la regulación para importar autos usados a México, con un incremento de los requisitos, una reducción de los horarios del trámite y una extensión del tiempo para el despacho aduanero.

El trámite de importación puede efectuarse por las aduanas de la frontera norte de México únicamente en el horario de las 9:00 a 12:00 horas.

Además el SAT exige un sello de exportación, que la aduana estadounidense tarda tres días en otorgarlo y con el cual informa que el vehículo no se encuentra robado, siniestrado o en otras condiciones que impiden su internación a México.

Como una tercera condición, el gobierno federal pide la factura comercial del vehículo, un documento que no cuenta el importador si la unidad fue vendida entre particulares.

Estos requisitos operarán por primera vez cuando miles de personas crucen la frontera de norte a sur en esta temporada de fin de año, llevando consigo un vehículo que normalmente venden a un particular o lo regalan a un familiar en México.

Por la demora que ocasionarán las nuevas regulaciones, la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (CAAAREM) solicitó al SAT ampliar los horarios, agilizar o quitar el sello de exportación y permitir el endoso si no se tiene la factura comercial.

No buscamos promover la importación de vehículos, quien quiere traer uno, lo hará; lo que queremos es apoyar al paisano para que sea más ágil su cruce en la frontera cumpliendo con los requisitos exigidos , dijo Rubén Darío, director general de la CAAAREM.

Los agentes aduanales esperan una respuesta del SAT en los próximos días, dada la inminente llegada de los paisanos y cuentan en su portal de Internet con un sistema gratuito para verificar el historial de vehículos usados y un cotizador de impuestos según la marca, modelo y año del automóvil.

México importó el año pasado 644,209 autos usados. Si no se cuenta con el certificado de origen (un documento difícil de obtener de las armadoras) y el modelo del vehículo es de 8 a 9 años anteriores al año en que se realice la importación, se debe pagar un arancel de 10 por ciento.

Víctor Gamas, presidente de la CAAAREM, dijo que el reto es facilitar el comercio y lograr la seguridad. Como otra vía, muchos paisanos recurren a amparos, pero éstos no son definitivos.

[email protected]

mfh