Carlos Urzúa, quien será el próximo secretario de Hacienda, en el gobierno del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que en noviembre próximo se podrán agilizar las negociaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al tiempo que dirigentes de organismos empresariales que acompañan los trabajos de negociación aplaudieron la postura del AMLO de respaldar al equipo que ha llevado las pláticas.

En entrevista con Televisa, Urzúa proyectó que antes de que termine el 2018, el peso podría apreciarse a niveles de “18 puntos y tantos” de dólar”. El 12 de junio, López Obrador consideró que un eventual fracaso en las renegociaciones del TLCAN no sería “fatal” para la economía mexicana. “Yo voy a plantear que se mantenga el tratado; pero si no es posible, no será terrible para los mexicanos. Nuestro país tiene muchos recursos naturales, muchas riquezas”, dijo entonces.

La administración del presidente Donald Trump ha trazado como uno de sus objetivos respaldar empleos mejor remunerados en Estados Unidos y hacer crecer la economía de su país al mejorar las oportunidades bajo el TLCAN.

Debido a que el TLCAN se negoció hace 26 años, algunos capítulos están desactualizados y no reflejan los estándares modernos. Esta es una de las razones por las que el gobierno estadounidense quiere “modernizar” el tratado, actualizando las disposiciones sobre derechos de propiedad intelectual, empresas estatales, comercio digital, servicios, procedimientos aduaneros, medidas sanitarias y fitosanitarias, trabajo, medio ambiente y pequeñas y medianas empresas.

La administración Trump ha declarado que tiene la intención de trabajar estrechamente con el Congreso estadounidense a medida que revisa los elementos del TLCAN y renegocia los cambios, cuando corresponda, de manera oportuna y con “resultados sustantivos”.

Urzúa estimó también que la inflación de México en el 2019 estaría entre 4 y 5%, superior a la proyección preliminar del actual gobierno, de 3 por ciento.

Mensaje tranquiliza: IP

Por su parte, el sector empresarial que agrupa al Cuarto de Junto, así como la industria agropecuaria y la automotriz afirmaron que la instrucción de AMLO a su equipo comercial de trabajar con el grupo liderado con Ildefonso Guajardo, actual secretario de Economía, manda una “muy buena señal” de calma y colaboración para fortalecer el comercio internacional.

Moisés Kalach, coordinador del Cuarto de Junto para las negociaciones comerciales internacionales, explicó que durante la reunión que sostuvieron los miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) con AMLO se dieron instrucciones de quiénes serán los encargados de continuar el diálogo trilateral para alcanzar un acuerdo con Estados Unidos y Canadá.

“Estará involucrado el señor Alfonso Romo (próximo coordinador de la Oficina de la Presidencia de la Republica), Graciela Márquez (próxima titular de la Secretaría de Economía). Así como Jesús Seade Kuri (encargado negociador del TLCAN del nuevo gobierno). Nos reuniremos con ellos en breve, en las siguientes semanas, si ellos nos lo permiten”, apuntó.

Durante estos días, dijo, están arreglando la transición de gobierno, pero nos reuniremos con ellos pronto. Nos quedamos tranquilos de que haya una forma institucional, que habrá un seguimiento institucional, lo que hemos venido haciendo”, resaltó Kalach.

Automóviles, clave

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), sostuvo que el compromiso de López Obrador es mantener el diálogo de la mano con la industria, luego de que “existe preocupación” por la amenaza de imponer aranceles a la importación de autos hechos en México.

“El presidente electo (sic) destacó que el jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, le informó sobre la importancia que tiene el sector automotriz en la economía del país y también le dijo que el sector automotriz es el más importante dentro de las exportaciones mexicanas. Por lo tanto, él (AMLO) estará al pendiente de esas reuniones tanto con Graciela Márquez como con el propio responsable de las negociaciones del TLCAN, el doctor Jesús Seade”.

Por su parte, Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), refirió que se le presentó a la futura secretaria de Economía las condiciones del campo, la visión hacia futuro, y se acordó realizar reuniones de estrategia, tanto para el mercado interno como con el TLCAN.

Para el sector agroalimentario, la visión 20-30 ya la habíamos trabajado con Alfonso Romo, así que realmente para el sector agroalimentario son buenas noticias, además de apoyar la producción de granos.

empresas@eleconomista.mx