El pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley General de Turismo para establecer que la Secretaría de Turismo se coordinará con las dependencias y entidades de la administración pública federal para realizar las acciones conducentes cuando la actividad turística de alguna región del país resulte considerablemente afectada por fenómenos naturales o contingencias por las que se decrete un estado de salubridad general.

Promovente de la enmienda, Miguel Ángel García Granados (PRI) explicó en tribuna que planeó la reforma hace ya casi tres años cuando la actividad turística se desplomó por la pandemia de la influenza AH1N1.

Pusimos en riesgo casi siete millones y medio de empleados que viven del turismo. Dos millones y medio de empleados de las industrias turísticas en forma directa... Yo quisiera recordar la enorme diferencia que existe entre la autoridad y el ciudadano común, ya que mientras el ciudadano común puede hacer todo lo que la ley no le prohíba, la autoridad solamente puede hacer aquello que la ley le permite .

De ahí la urgencia, amplió, por establecer en la ley la facultad específica de la Secretaría de Turismo cuando se presenten situaciones de contingencia graves que pongan en riesgo la sustentabilidad de la industria turística.

Por el PAN, Julio Saldaña Morán comentó que la reforma favorecerá a los turistas nacionales y extranjeros al tomarse las medidas precautorias para mitigar los riesgos ante una situación de sanidad en el país.

En su turno a la tribuna, la perredista Lizbeth García Coronado explicó que la actividad turística representa la tercera fuente de ingresos de divisas en el país, y en el mercado interno genera un importante flujo de recursos para quienes se dedican a la prestación de servicios turísticos y juega un papel destacado en las actividades recreativas de muchos mexicanos, de todas las regiones del país. La minuta se turnó al Senado para su eventual ratificación o enmienda.

[email protected]