Producto de sus 107 asignaciones en las nueve rondas petroleras y las tres asociaciones con Petróleos Mexicanos firmadas hasta el momento, las petroleras privadas contemplan inversiones por 4,073 millones de dólares sólo para poner a trabajar sus campos, aunque las inversiones para el desarrollo de sus asignaciones en los próximos 50 años se estiman en más de 162,000 millones de dólares, de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía de la anterior administración.

Por otro lado, los ingresos para el Estado por inversiones efectivamente ejecutadas por parte de 74 operadores petroleros que llegaron al país con 107 contratos derivados de las nueve rondas de licitación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) ascienden a 938 millones de dólares y se han perforado 17 pozos exploratorios, que provocaron el hallazgo de 5,500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) y los privados.

De acuerdo con Pedro Joaquín Coldwell, titular de Energía hasta el 30 de noviembre pasado, se han comprometido 138 pozos exploratorios, de los cuales 64 son terrestres y 74 marinos, mismos que se perforarán en los próximos cuatro años.

La Sener que dirigía Joaquín Coldwell aclaró que el logro de los 162,000 millones de dólares de inversión está supeditado al éxito comercial de todos los campos adjudicados.

Por ahora, sólo se toman en cuenta las inversiones realizadas en exploración y la continuidad en la producción de menos de 20 campos que ya operaba Pemex. Pero para la etapa inicial en que se encuentran las actividades, los compromisos de inversiones ascienden a 4,073 millones de dólares a más tardar en cuatro años, según la CNH.

“En caso de éxito geológico de todas las áreas que se han adjudicado, en el 2020 los privados podrán aportar 180,000 barriles diarios adicionales a lo que produzca Pemex; para el 2024, puede llegar a 430,000 barriles por día para así llegar al 2030 a una aportación de 816,000 barriles diarios”, expuso Joaquín Coldwell la última semana de noviembre.

Transparencia

A 10 años de su creación, la CNH pasó de regular la actividad únicamente de Petróleos Mexicanos a ejecutar las licitaciones, administrar contratos y asignaciones petroleras, elaborar la regulación para el sector completo y concentrar toda la información del subsuelo mexicano, como brazo técnico asesor en materia de política energética.

“La polarización con que se aprobó la reforma energética nos obligó a ir más allá de cualquier indicador de transparencia para demostrar que si bien podían tener críticas, las cosas se hicieron con total apertura”, expresó durante la celebración el comisionado Héctor Acosta.

Como ejemplo de estas prácticas está la obligación que adoptaron todos los mandos directivos del regulador de presentar sus declaraciones de intereses, además de otros estándares como la transmisión en vivo de todas las licitaciones que ha realizado, donde existe la prohibición expresa de que cualquier directivo se reúna con algún potencial regulado, junto con múltiples foros de evaluación de sus prácticas por parte de la academia, sociedad civil y medios de comunicación, así como de organismos internacionales como la OCDE, o los indicadores que elabora y mantiene públicos en su portal en formatos que permiten su modificación para análisis de cualquier interesado.

[email protected]