Empresas de México planean como alternativa a las restricciones del comercio de Estados Unidos incrementar sus ventas en el mercado mexicano y aumentar sus exportaciones, sobre todo a América Latina y Canadá, de acuerdo con una encuesta levantada por el Banco de México (Banxico).

El banco central consultó a directivos empresariales en el sector manufacturero que exportan parte de su producción a Estados Unidos sobre sus posibles estrategias de diversificación de mercados en un escenario donde se afecte la relación comercial con ese país.

Del total de las fuentes consultadas, 35% mencionó que no cambiaría el destino de sus exportaciones, 27% señaló una eventual reorientación de su producción hacia el mercado interno, en tanto que el restante 38% anticipó diversificar sus mercados de exportación.

Al interior de este último segmento, los países y regiones que recibieron un mayor número de menciones son: América Latina (34.8%), Canadá (30.7%), Europa (17.3%), China (9%) y el resto de Asia y África (8.2 por ciento).

A nivel regional, las expectativas empresariales sobre la diversificación de mercados presentan importantes diferencias. En general, los directivos de empresas exportadoras consultados en todas las regiones esperan mayormente poder reorientar sus exportaciones hacia América Latina y Canadá, fortaleciendo así su presencia en países donde ya operan.

Por su parte, empresarios del centro-norte y norte consideran a Europa como un destino potencial adicional para sus exportaciones, en tanto que empresarios del sur y del centro consideran a China como un mercado potencial para sus exportaciones.

La mayor vinculación de la región norte con los mercados externos fue más evidente durante el estallido de la crisis financiera global. En ese episodio, las entidades del norte fueron comparativamente las más afectadas y, posteriormente, también las que presentaron el mayor dinamismo durante la etapa de recuperación.

Por el contrario, las regiones centrales y, en especial, el sur, mostraron un menor grado de respuesta durante la crisis, dada la menor importancia relativa de su sector exportador.

Según Banxico, ante la posibilidad de que Estados Unidos, el principal socio comercial del país, implemente políticas proteccionistas que obstaculicen el comercio, la diversificación tanto de los mercados, como de los subsectores de exportación, son estrategias adecuadas para disminuir la vulnerabilidad de la actividad económica regional.

Si bien la depreciación del tipo de cambio real es un mecanismo de ajuste que podría conducir a que algunas regiones encuentren más rentable reafirmar su presencia en mercados donde ya exportan e incrementar su presencia en otros, el ajuste será mucho menos costoso en la medida en que se implementen políticas que faciliten la diversificación de las exportaciones, tanto en términos de sus destinos, como de la diversidad de bienes exportados, a través de, entre otros factores, una mejor dotación de infraestructura y capital humano a nivel regional.

rmorales@eleconomista.com.mx