De cumplirse la promesa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar a su nación del Acuerdo de París, firmado por 195 países para combatir el cambio climático, el pacto seguirá desarrollándose con o sin su alianza para fortalecer medidas e inversiones para reducir las emisiones de carbono al 2020.

La periodista boliviana Mónica Oblitas, especializada en periodismo ambiental, puntualizó en el foro web El Acuerdo de París en la era Trump que el mandatario no puede sacar a Estados Unidos de un día para otro, es un proceso que tardaría mínimo cuatro años, además, necesita el respaldo del Congreso para apoyar la decisión. Lo que sí puede hacer es dejar de dar dinero al fondo verde, Estados Unidos se comprometió a invertir 3,000 millones de dólares al 2020, de los cuales ya depositó 500 millones de dólares, dinero que Trump exige le sea devuelto, no obstante, esto no es posible.

Una de las grandes polémicas es si conviene o no mantener a Estados Unidos en el acuerdo porque no se sabe si es peor que se vaya o tenerlo poniendo obstáculos a todas las negociaciones , aseveró la especialista.

Si Estados Unidos se retira del Acuerdo de París, China tomaría el liderazgo porque implica un beneficio económico, las energías renovables han disminuido a más de la mitad su precio y el gigante asiático es uno de los mayores productores de éstas y le conviene venderlas; lo mismo sucedería en el caso de la Unión Europea.

El hecho de que un país se salga del acuerdo no significa que éste se va a detener, la agenda es irreversible, el resto de los países no retrocederá en sus metas, sólo se dejará de contar con un inversionista y puede impactar en no completar la inversión en el fondo verde al 2020 de 100,000 millones de dólares. A EU no le conviene desprenderse, ya que estaría dando un mensaje político y económico negativo por ser el segundo país más contaminante del mundo , concluyó la especialista.