El gobierno mexicano publicará antes de que concluya el año dos de las convocatorias más importantes de su historia: la licitación para explotación petrolera de 13 contratos en aguas profundas del Golfo de México, que deberá emitir la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), y las subastas para adquisición de electricidad en las modalidades de potencia, energía y certificados de energía limpia para el suministro básico, que el Centro Nacional de Energía (Cenace) debe tener listas para que arranque el mercado de energía en el 2016.

Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía, aseguró que la cuarta fase de la Ronda Uno iniciará este diciembre del 2015, cuando se abrirá la puja para los reservorios de hidrocarburos en aguas marinas profundas mexicanas, con tirantes de agua de hasta 2,500 metros de profundidad.

Las pocas compañías petroleras de la industria que poseen tecnología de punta para esas grandes profundidades podrán concursar por los 13 contratos valuados entre 3,000 y 4,000 millones de dólares cada uno, confirmó la Secretaría de Energía en un encuentro con la industria, organizado por el Instituto de las Américas en días recientes en la ciudad de México. Además, en esa convocatoria se concursará por crudos extrapesados del Golfo de México, en bloques de menor profundidad, valorados en unos 1,300 millones de dólares cada uno.

La cuarta fase de la Ronda Uno, además de licitar recursos por 2,769 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en 23,835 kilómetros cuadrados en aguas profundas del Golfo de México, contendrá también los primeros farmouts o asociaciones que buscará Petróleos Mexicanos por medio de un proceso licitatorio.

Subastas eléctricas

La publicación de la convocatoria de subastas de electricidad cuya publicación se había previsto inmediatamente después de la publicación de los manuales para estas subastas, que salieron el 19 de noviembre se postergó en espera de la aprobación de los términos de la Ley de Transición Energética, aprobada por el Senado este lunes, ya que contiene especificaciones sobre los plazos para el arranque del mercado de certificados de energía limpia (CEL).

Según la Subsecretaría de Electricidad, el Cenace debe publicar antes de que concluya el año la primera convocatoria para que el suministrador básico para los hogares, que será la Comisión Federal de Electricidad (CFE), adquiera hasta 2,500 megawatts adicionales, casi 4% de la capacidad instalada actual, lo que atraerá inversiones por 60,000 millones de pesos de terceros, precisó.

[email protected]