Tras dos meses de incertidumbre por la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos las empresas francesas retomaron la confianza en el mercado mexicano y comenzarán a descongelar inversiones, adelantó Dominique Azam, presidente de la Sección México de los Consejeros Franceses de Comercio Exterior.

Después de dos meses de incertidumbre, ligados a lo que va a suceder entre Estados Unidos y México, las empresas francesas están optimistas y piensan que confirmarán sus inversiones en el corto, mediano y largo plazos. No hay que olvidar que muchas de las empresas se dedican al mercado interno , comentó en el marco de la presentación del Foro de Negocios Franco-Mexicano 2017, que se realizará el 25 y 26 de abril en la Ciudad de México.

Sin dar detalles sobre montos de inversión, explicó que la calma empresarial se encontró después de analizar que un Tratado de Libre Comercio no se cancela de un día a otro; además de que hay reglas de comercio internacional, donde los aranceles no son tan altos.

Recordó los 55 millones de euros invertidos en diciembre pasado por la empresa de vidrios Saint-Gobain en su planta de Cuautla, Morelos.

Esta inversión ya la confirmamos, estos cristales los dedicamos al mercado interno pero también exportamos, más a Centroamérica y el Caribe que a Estados Unidos. Y estamos preparando otras inversiones, les daré más detalles en pocas semanas pero serán más al norte del país, probablemente en Saltillo , compartió Azam.

La balanza comercial México-Francia alcanzó en el 2016 6,180 millones de euros, donde los francos mantienen el superávit con casi 60% de dicho valor. Los sectores que concentran 80% de las ventas francesas en México son materiales de transporte; equipamientos mecánicos, eléctricos, electrónicos e informáticos; productos químicos, perfumes y cosméticos, y los productos farmacéuticos.

Alfred Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio Franco Mexicana, señaló que las áreas de oportunidad para que México equilibre la balanza serían turismo, logística y agroindustria.

Por su parte, Paulo Carreño King, director general de ProMéxico, indicó que la incertidumbre política y económica no siempre se convierte en un factor de decisión para una empresa y apuntó que más de 30 firmas francesas, que no puede revelar, ya han mostrado interés firme de hacer inversiones nuevas en México, siendo los sectores automotriz, agroindustrial y energético los que liderarán.

Carreño compartió que la meta de Proméxico en captación de Inversión Extranjera Directa (IED) para este 2017 será 14,400 millones de dólares.

[email protected]