La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC, por su sigla en inglés) determinó este jueves no imponer aranceles a las importaciones estadounidenses de arándanos originarios de México.

Hace 11 años, México no exportaba ese producto al mercado estadounidense pero a partir del año siguiente sus ventas externas a ese destino crecieron continuamente hasta alcanzar 352 millones de dólares en 2020.

En septiembre del año pasado, la Representación de Comercial de Estados Unidos solicitó a la USITC iniciar una investigación de salvaguardia global a estas importaciones bajo la Sección 201 de la Ley de Comercio de 1974, un recurso que usó por primera vez en casi 20 años. 

“(La determinación de la USITC) reveló que esta investigación fue por motivos electorales y políticos”, dijo Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, en una rueda de prensa virtual.

Su comentario fue respaldado por la Embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, quien añadió que la indagación inició a petición de los agricultores de Florida y Georgia, “dos de los seis estados bisagra en la definición de las elecciones” presidenciales de Estados Unidos en noviembre de 2020.

La investigación de los arándanos formó parte de un plan más amplio de la Administración del presidente Donald Trump para evaluar si Estados Unidos establece aranceles a compras externas de varias frutas y verduras mexicanas.

A la vez, Víctor Villalobos, secretario de Agricultura, dijo que la resolución sienta un precedente para otros cinco productos exportados por México (pimiento, pepino, calabaza, frambuesa y fresa) y que están actualmente bajo investigación de la USITC.

Exportaciones mexicanas complementan producción doméstica de EU: SE

“El día de hoy, la USITC votó en el sentido de que las importaciones de arándanos azules, incluyendo las provenientes de México, no representan daño grave o amenaza de daño grave para la industria de EE.UU., demostrando que las exportaciones mexicanas complementan la producción doméstica y contribuyen a que los consumidores de EE.UU. disfruten de este producto durante todo el año”, dijo la Secretaría de Economía en un comunicado de prensa.

La Secretaría de Economía expuso que México reitera su disposición a continuar trabajando estrechamente con sus socios comerciales del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para fortalecer la integración productiva de América del Norte e impulsar la recuperación económica de la región.

“El Gobierno de México, por medio de la Secretaría de Economía, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la Embajada de México, se compromete a seguir trabajando de manera coordinada con el Senado de la República y el sector privado, representado por el CNA Consejo Nacional Agropecuario (CNA) y Aneberries, en la defensa de los intereses comerciales de la industria agroalimentaria de México”, añadió.

Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, comentó que la determinación de la USITC fue resultado de un trabajo conjunto del gobierno federal, el CNA y la Asociación Nacional de Exportadores de Berries.

roberto.morales@eleconomista.mx