México exportaría 103,400 vehículos automotores nuevos menos al mercado estadounidense en forma acumulada como efecto de las nuevas reglas de origen del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), estimó la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC, por su sigla en inglés).

El sector automotriz fue donde México otorgó más concesiones a su vecino del norte en el comercio de productos como parte de la negociación del T-MEC, el cual sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), si se ratifica por los tres países de la región. El impacto es relativamente menor si se considera que México produjo en el año pasado 4.1 millones de autos y vehículos comerciales, con un crecimiento de 0.1 por ciento.

De acuerdo con las proyecciones de la USITC, las importaciones estadounidenses de vehículos originarios de Canadá tendrían una reducción de 13,000 unidades como efecto del T-MEC.

Contrariamente, Estados Unidos importaría del resto del mundo 78,100 vehículos automotores más, debido a las reglas del nuevo acuerdo comercial.

El T-MEC exige cuatro requisitos para que un auto, una camioneta o una autoparte puedan ser comercializados en la región sin pagar aranceles.

La primera regla es que ese pacto comercial incrementa el valor de contenido regional (VCR) de 62.5 a 75%, con una nueva metodología.

El VCR es un porcentaje que indica en qué medida una mercancía ha sido producida en la región local del productor.

El segundo requisito del T-MEC establece un valor de contenido laboral (VCL) de 40% para automóviles. Esto es, 40% del valor del vehículo deberá producirse utilizando salarios, al menos de 16 dólares estadounidenses por hora, de conformidad con los siguientes tres puntos:

Uno, podrán obtenerse créditos por hasta 10 puntos porcentuales por actividades relacionadas con investigación y desarrollo, y tecnologías de la información. Dos, podrán obtenerse créditos de hasta 5 puntos porcentuales por capacidad de fabricación de motores (100,000 unidades), transmisiones (100,000 unidades) o baterías (25,000 unidades), y tres, 25 puntos porcentuales en mano de obra.

El tercer requerimiento de la regla de origen es que 70% del acero y del aluminio deberá ser de la región de América del Norte.

Además de todos y cada uno de los anteriores requisitos, se establece un cuarto, consistente en que las autopartes denominadas esenciales, como motores y cajas de trasmisiones, deberán cumplir con 75% de VCR en promedio.

[email protected]