Los ingresos de los viajeros internacionales en México entre enero y mayo pasado crecieron 10.2% respecto a igual periodo del año pasado, al sumar 9,231.8 millones de dólares, mientras que la llegada de turistas internacionales creció 9.8%, al totalizar 15 millones 525,160 personas.

De acuerdo con cifras del Banco de México, el gasto medio de los turistas internacionales se incrementó 0.9%, al pasar de los 533.6 a los 538.6 dólares, con lo que su derrama económica fue de 8,361.8 millones de dólares. Entre los turistas foráneos que entraron vía aérea al país para visitar algún lugar, los de EU representaron 57.2% del total, participación similar a la registrada durante el 2016, por ello, la Secretaría de Turismo ha impulsado un estrategia de diversificación de mercados emisores.

La semana pasada, el titular de la dependencia, Enrique de la Madrid, se reunió con los encargados de las oficinas en el exterior del Consejo de Promoción Turística de México y les comentó que es fundamental extender el buen momento que vive el turismo, por ello los invitó a reforzar actividades en los países donde residen. Durante el periodo referido, la llegada de turistas fronterizos (uno de los dos subsegmentos de los turistas internacionales, de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo) tuvo un crecimiento de 9.4%, al totalizar 6 millones 243,600 personas, quienes generaron una derrama de 347.4 millones de dólares y un crecimiento de 13.1%, mientras que en los primeros cinco meses del 2016 la cifra registró una baja de 2.7 por ciento.

Con relación al reciente ajuste que hizo el Banco de México a su metodología con respecto a los turistas fronterizos, De la Madrid consideró como positivo el movimiento, porque permite dar el valor adecuado a la actividad turística.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx