El mercado laboral registró en el 2015 el menor desempleo de los últimos siete años, al promediar una tasa de desempleo abierto de 4.35%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); no obstante, durante el año pasado se observaron incrementos en la población subocupada y la informalidad.

De acuerdo con cifras desestacionalizadas, la subocupación, medida como aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, significó 8.4% de la población ocupada. Lo que significa que se encuentran en estas condiciones laborales 4 millones 261,000 personas, mientras que en 2014, el promedio fue menor con 8.1 por ciento.

Cabe destacar que la calidad del empleo no mejoró durante el 2015, si se considera que la tasa de informalidad laboral se mantuvo en 57.88%, cifra ligeramente superior a la reportada en el 2014, con 57.84 por ciento.

De acuerdo con la especialista María Fonseca, directora de la División de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, la disminución del desempleo no necesariamente obedece a que se crearon empleos formales y bien remunerados; en todo caso, hay que revisar la informalidad y el subempleo, que se mantienen en niveles elevados, afectando la calidad su calidad. Además, los salarios se han mantenido bajos , apuntó.

A nivel nacional, la tasa de desocupación fue de 4% de la PEA en diciembre del 2015, proporción superior a la observada en el mismo mes del 2014, cuando se ubicó en 3.8 por ciento.

En el mes de diciembre, 22.1% de los desocupados no contaba con estudios completos de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron a 77.8 por ciento. Las cifras para la situación de subocupación fueron de 39.3 y 60.7%, respectivamente.

El Inegi indicó que en particular, al considerar solamente el conjunto de 32 principales áreas urbanas del país, en donde el mercado de trabajo está más organizado, la desocupación en este ámbito significó 5.4% de la PEA en el mes en cuestión, tasa mayor a la del mes inmediato anterior (4.7%), con cifras ajustadas por estacionalidad .

Así, Tabasco se ubicó como el estado con la tasa de desempleo más elevada, con 7.6%; es seguido por el Estado de México con 5.7%; el Distrito Federal, con 5.2%, y Tlaxcala, con 4.9 por ciento. En tanto que Guerrero, con 2.1% y Yucatán, con 2.6%, al igual que San Luis Potosí.

[email protected]