El juez en lo Civil y Comercial, Horacio Alfonso, declaró constitucionales los artículos 161 y 45 de la Ley de Medios de Argentina y ordenó la caída de la medida cautelar que protegía al Grupo Clarín que, pero consideró que sigue plenamente vigente y anunció que apelará la decisión

El juez Alfonso siguió el dictamen del fiscal Fernando Uriarte y firmó un fallo de 58 páginas donde descartó la inconstitucionalidad reclamada por Clarín sobre los artículos que regulan el sistema de licencias (41, 45, 48 -segundo párrafo- y 161) de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Para el gobierno Clarín excede varios de los límites de la Ley de Medios. Posee 25 licencias entre radios AM y FM; TV abierta y otros servicios. Como la ley reduce a 10 la cifra, debería ceder 15 licencias.

Argentina también dice que Clarín supera la cuota de 35% de market share para el servicio de cable. Según el Afsca, Cablevisión posee 58 por ciento. Debería reducir 23% ese share ya que la Ley de Medios establece el máximo en 35 por ciento. Adicionalmente, debería ceder al menos 213 licencias de cable, ya que el artículo 45 de la ley sólo permite 24.

No se advierte la existencia de un interés superior que autorice a prohibir lisa y llanamente que el sistema de licencias múltiples de radiodifusión sea objeto de un nuevo tratamiento, regulación y distribución , advirtió el fallo.

El juez también sostuvo que si hay una afectación patrimonial deberá ser objeto del pertinente reclamo indemnizatorio en su oportunidad y sostuvo que debido a las cautelares vigentes hasta ahora han trascurrido más de tres años desde el dictado de la norma, plazo que se estima razonable para que las empresas del Grupo Clarín hubieran elaborado racional, conveniente y organizadamente un programa progresivo de adecuación .

Alfonso dispuso hacer caer la habilitación especial de días y horarios para trabajar sobre esta causa, con lo cual una apelación del Grupo podría llegar a la Cámara recién en febrero, cuando finalice la feria judicial de verano.

Los abogados de Clarín presentarán el lunes una batería de recursos para conseguir que se evite la aplicación de la normativa impugnada hasta que haya una decisión definitiva sobre la validez o no de esos artículos de la Ley.

La Corte tiene a su estudio un pedido del Ejecutivo para que cese la cautelar, pero esa solicitud apuntaba a cortar la prórroga ante la ausencia de un fallo sobre la cuestión de fondo, un panorama que el juez Alfonso cambió.

Clarín insistirá en que todavía tiene un año de plazo para concretar el desprendimiento de las licencias que podrían exceder el marco regulatorio autorizado por la Afsca.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica