El líder de los cañeros de la CNC, Daniel Pérez Valdés, negó que exista un acuerdo para que los ingenios permitan la salida de azúcar de sus bodegas destinada a la industria usuaria.

En entrevista, el integrante de la Confederación Nacional Campesina (CNC) sostuvo que dicha información es falsa, ya que "en ningún momento se ha acordado algo al respecto".

Además, a nombre de los 165,000 cañeros del país, pidió al gobierno federal que intervenga "para resolver la agobiante situación que aqueja a los abastecedores de caña de azúcar por los bajos precios del dulce que sirven de base para calcular el pago de su materia prima.

Lo anterior, abundó, antes de que la problemática que viven lleve a los productores agrícolas a tomar otras acciones en la ciudad de México, advirtió el presidente de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar afiliados a la CNC.

Sostuvo que la intención de los cañeros no es afectar a los consumidores domésticos, "pues los precios para ellos, tanto del azúcar en sí como en los productos que la utilizan, nunca bajan aunque el precio del azúcar para pagar la caña de azúcar sí lo haga".

Pérez Valdés denunció que, en este caso, "hay alguien que está llevándose la verdadera utilidad sin mayor riesgo", lo que debe ser investigado por las autoridades.

"Los cañeros sólo pretendemos que se ordene el mercado de tal manera que recibamos" el "más justo precio por el esforzado trabajo realizado todo un largo año, resistiendo las inclemencias climatológicas, los altos costos de los insumos y la carestía de combustibles y refacciones", comentó.

Pérez Valdés también criticó "la desleal competencia de edulcorantes como la fructosa, que se importa con precios dumping y las tendenciosas campañas para desincentivar el consumo de azúcar, que es un producto esencial en la dieta del mexicano".

klm