Si el Ejecutivo decidiera ser más agresivo a partir de enero del 2013 y eliminara el subsidio de la gasolina, se obtendrían 200,000 millones de pesos en el primer año de gobierno de Enrique Peña, con lo cual reactivaría el mercado interno al aportar dos puntos porcentuales adicionales a la inversión pública que, aunada al capital privado, podría generar que la economía mexicana crezca por arriba de 5%, apuesta Luis Foncerrada, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

De acelerar la eliminación del subsidio desde enero, el gobierno tendría que dotar de una compensación a los servicios de transporte público para no afectar a las familias, además de apoyar con recursos a los grupos más vulnerables de la población, propone.

En entrevista con El Economista, el Director del organismo privado aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dice que cada peso que usa el gobierno es un peso menos para las familias, lo que conlleva al endeudamiento y no genera empleo.

El mercado interno depende de empleo y poder adquisitivo, y para ello, se requiere de la inversión pública en infraestructura y financiamiento, pero sólo una reforma hacendaria podría fortalecer las finanzas públicas , insiste.

LAS BRECHAS

Luis Foncerrada explica que México se encuentra a 8% de llegar al precio internacional en la gasolina verde (Magna) y a 12% de la roja (Premium), cuyo dato confirma que se está subsidiando al decil (grupo) de más altos ingresos, a ellos les regalamos el dinero, porque usan autos de ocho y seis cilindros .

Afirma que existe un impuesto negativo en el precio de la gasolina, por lo que primero se debería fijar el precio a cómo nos cuesta a nivel internacional, con el fin de que no represente una carga al importar, y luego ponerle un impuesto que podría ser de cinco o 10 pesos -en la práctica internacional se aplica impuesto de cerca de 15 pesos-.

Si subiéramos tres pesos como impuesto y se dejara de subsidiar, se tendrían 400,000 millones de pesos adicionales, que es el monto completo de la nueva deuda que va adquirir el gobierno , estima el economista.

El mercado interno depende de la cantidad de recursos que haya en la economía, además, que haya Estado de Derecho para ejecutar contratos y reducir tasas de intereses, explica, pero para ello, se requiere que el gobierno se endeude menos.

[email protected]