Durante las vacaciones de Semana Santa, las ventas de la industria restaurantera nacional resultaron favorables con un incremento promedio en la facturación de 35 por ciento.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), la afluencia más significativa se registró en restaurantes de destinos turísticos y de playa, debido a un mayor desplazamiento de turistas nacionales y extranjeros, de más de siete millones en ese periodo.

Respecto a la generación de empleo, la Canirac indicó que la contratación eventual de personal en la semana mayor fue aproximadamente de 20% del millón y medio, unos 350,000 empleos, que trabajan en el ramo gastronómico.

En México, la industria restaurantera es la segunda mayor empleadora a nivel nacional y la primera en autoempleo, además de que la mayoría de los comercios y restaurantes están integrados por pequeñas y medianas empresas.

Un factor positivo para el sector restaurantero en semana santa fue la promoción de las rutas gastronómicas, resaltó por su parte la Secretaría de Economía en su cuenta de Twitter.

klm