El 67% de los casos de corrupción en las empresas están relacionados con la participación de terceras personas, un hecho que se abatirá con la puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), el cual integra políticas para que el área de recursos humanos esté al pendiente de evitar la incorporación de personas que puedan generar riesgos, afirmaron Max Kaiser, director de Anticorrupción del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), y Manny Alas, líder global de Foreign Corrupt Practices Act (FCPA) de PwC Estados Unidos.

De acuerdo con la 7ª Encuesta de CEO de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC), que entrevistó a 121 CEO del país, una de cada cinco empresas en México había sido víctima de soborno, siendo los intermediarios de las empresas y/o el gobierno en turno los principales iniciadores del delito. Alas indicó que 67% de los casos detectados de corrupción en las empresas inició a través de pagos indirectos a través de socios comerciales, clientes o proveedores a un gobierno municipal o local. En el resto de los casos (33%) son los propios miembros o directivos de la empresa quienes buscan saltarse algún trámite o recurso mediante el pago de sobornos o bien, acceder a contratos de manera directa con el gobierno.

En el análisis Corrupción, implicaciones en la competitividad de las empresas mexicanas , PwC informó que en México 90% de los CEO consideró que la corrupción y el soborno son la principal amenaza para sus negocios; y es que para el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, México se ubica en la casilla 95 de 168 en materia de corrupción.

En México existen 14 casos sancionados por el FCPA, encabezando la lista de países de corrupción en Latinoamérica, por lo que es considerado de alto riesgo para invertir y hacer negocios.

Keiser aplaudió que será en julio de este 2017 cuando entre en vigor el SNA; sin embargo, será hasta un año después de iniciado el proceso cuando se comiencen a ver los resultados. Ante la puesta en marcha del SNA, Alas expresó que la ley no es una casualidad, tomará tiempo que se vean resultados, necesitarán paciencia, no será perfecto al principio, pero con el tiempo seguro obtendrán la transparencia que requieren .

El titular del Imco explicó que el SNA cuenta con tres columnas legales: fiscalización, nuevo régimen de las responsabilidades administrativas y un nuevo régimen penal. Mientras que el eje en las empresas estará integrado por: que la empresa sepa las labores de cada uno de los integrantes, un código de conducta que aclare comportamientos en actividades y obligaciones, sistemas adecuados de control y vigilancia, sistemas adecuados de denuncia, sistemas adecuados de entrenamiento y capacitación, políticas de recursos humanos, entre otros.

[email protected]