Llevar hasta el último minuto la revisión del contrato ley de la industria azucarera (sólo hay seis en todo el país), permitió al Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Alcoholera (STIAA) mantener intacto el clausulado de dicho contrato, logrando con ello un incremento de 5.5% directo al salario y un porcentaje de 4% en prestaciones.

En entrevista, el secretario general del STIAA, Adrián Sánchez Vargas, habló sobre la dificultad que representó realizar la revisión contractual que se dio en un contexto distinto, luego de que pasaron a la iniciativa privada la totalidad de los ingenios azucareros en el país tras haber sido expropiados en el 2001.

¿Cómo se dio la revisión ?del contrato para los próximos ?dos años?

Nuestro contrato ley tiene más de 75 años, y pese a que la industria en su conjunto presentó un proyecto en el cual intentaban derogar varios artículos de nuestro contrato ley y hacer modificaciones significativas a otro número importante de ellos, logramos hacer frente a tan difícil situación. Con ello, están garantizadas todas las conquistas que tenemos los trabajadores azucareros, toda vez que no existió retroceso alguno en los logros que hemos obtenido.

Así logramos el incremento salarial de 5.5% que constituye el incremento más alto otorgado en una revisión de contrato en nuestro país, y si bien es cierto que no nos deja satisfechos, el mismo es bueno, dadas las condiciones económicas actuales, y esto se logra con base en la unidad que demostró la base trabajadora.

No se quitó ninguna ?cláusula del contrato ley, ¿cómo calificaría la negociación después de la compra de ingenios?

Lo que pasa es que no se negocia con ningún grupo, se negocia con toda la presentación de la industria en donde obviamente están ellos y están todos los grupos azucareros; ellos seguramente tienen su peso específico en la propia Cámara, pero para efecto del contrato nosotros vemos en igualdad de respeto a todos los grupos. Los beneficios que logramos llegarán a más de 45,000 familias a quienes prestamos nuestros servicios en todos los ingenios del país, a aparte de casi 15,000 jubilados.

¿Qué sigue ahora? ¿Cómo ve la próxima zafra?

Nosotros reiteramos en los compromisos del contrato ley nuestra disponibilidad de apoyar todos los factores que impulsen la productividad, la eficiencia, la puntualidad; que los ingenios no paren, que apoyemos todos para una zafra extraordinaria, porque nosotros vivimos de los ingenios.

¿Cuál es el reto de la ?industria azucarera?

México es un país cercano a un gran mercado de consumo, que es el de América del Norte, en donde puede cumplir con abastecer esos mercados y el reto es superar la meta de producción de 7 millones de toneladas de azúcar, que ha sido la zafra histórica y tendríamos azúcar suficiente para cubrir este mercado independientemente. También está el reto de seguir impulsando la cogeneración en los ingenios donde ya están participando varios grupos; es decir, tiene un futuro prometedor.

¿Cuáles son los grupos que están invirtiendo en cogeneración?

Por ejemplo, Beta San Miguel, Piasa, Saenz, Zucarmex y Grupo Azucarero del Trópico.

[email protected]