El consumo de los hogares mexicanos continúa manteniendo el ritmo de crecimiento en el país, pues durante octubre del 2015 creció 3.8% a tasa anual desestacionalizada, de acuerdo con el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este resultado prácticamente no muestra cambios si se le compara con el crecimiento de 3.9% de un mes anterior, el cual ha sido el más alto del 2015.

En su interior, el consumo de bienes y servicios de origen nacional creció 3.5%, cuando en septiembre fue de 3.6 por ciento.

En tanto, los bienes de origen importado registraron un crecimiento de 7.6%, una aceleración respecto de 4.3% de septiembre.

Si bien, el indicador mantiene un rezago de dos meses, su publicación es ilustrativa en términos de segmentar el gasto de los hogares entre bienes nacionales e importados , opinó la analista de Grupo Financiero Ve Por Más, Mónica Pamela Díaz Loubet.

Mediante un reporte, la analista destacó que no es de sorprender que el crecimiento del gasto en bienes importados se encuentre por encima del destinado a bienes nacionales, ya que la serie histórica muestra un crecimiento promedio casi cuatro veces mayor en el consumo de bienes de importación.

Más allá de una preferencia estructural en el consumo, destaca que la depreciación del peso no haya impulsado las ventas de bienes producidos en México. No es una cifra atípica, en el transcurso del año, el consumo de artículos extranjeros ha crecido a una tasa promedio de 4.9% , precisó.

Explicó que 47.25% de las importaciones mexicanas proviene de Estados Unidos, lo que implica que ese mismo porcentaje es el que está expuesto a la apreciación de 14.27% en el dólar estadounidense.

Detalló que lo que pareciera una ausencia de traspaso cambiario encuentra su explicación en la falta de competencia entre bienes nacionales y extranjeros, pues en muchos de éstos (por ejemplo, los de cómputo) existe una ausencia de efecto sustitución, lo que de cierta forma aísla el efecto cambiario. La expansión en el otorgamiento de crédito, así como el mayor empleo han ejercido un contrapeso favorable a la apreciación del dólar.

[email protected]