El consumo en los hogares mexicanos inició con un crecimiento de 3.2%, una desaceleración de 1.5 puntos porcentuales respecto a diciembre, afectado por una reducción en la compra de bienes nacionales, mientras que los importados no registraron crecimiento. De acuerdo con el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 3.2% sería su desempeño más débil para un mes desde noviembre (3%), y para un enero desde el 2.6% del 2015.

Por componentes, el consumo de bienes y servicios de origen nacional creció 3.4%, una desaceleración ante el 5.2% de diciembre. Mientras, el consumo de servicios creció 4.7%, 0.1 punto porcentual menos respecto a diciembre pasado (4.8%). Por su parte, la compra de bienes importados no registró crecimiento, luego de venir de un alza de 1.2% en diciembre. A inicios de enero se registraron eventos violentos en diversas partes del país, como respuesta a un incremento en el costo de los combustibles, generando impacto negativo en los resultados del piso de venta de los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, quienes crecieron sus ventas 4.1% durante dicho mes, siendo afectado su indicador 80 puntos base (0.8 por ciento).

[email protected]