El mercado laboral se caracteriza por tener productividad insuficiente, salarios bajos para un porcentaje alto de la población, falta de competitividad y una muy alta informalidad, destacó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

A través del Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social en México 2011 , el Coneval criticó que desde hace varias décadas se han generado anualmente menos de 1 millón de empleos formales en el país, lo que ha afectado a los ciudadanos.

El informe fue entregado ayer al Presidente de la República, a los secretarios de Desarrollo Social, Hacienda y Función Pública, al Congreso de la Unión, gobernadores, al Jefe de Gobierno del DF y a precandidatos a la Presidencia de la República.

El poder adquisitivo de los ingresos laborales de las familias mexicanas se vio afectado por al menos dos eventos económicos: el incremento en los precios de los alimentos y la crisis financiera , expone.

Completó que la falta de crecimiento económico en el largo plazo ha influido también en el desempeño de salarios, empleos e ingresos.

Y, prosigue, la reducción del poder adquisitivo del ingreso tiene repercusiones importantes sobre el desarrollo social de la población, especialmente sobre la pobreza.

Menciona que la población en situación de pobreza ascendió a 46.2% en el 2010, lo que representa 52 millones de personas que viven en estas circunstancias.

El incremento en el número de personas en situación de pobreza estuvo relacionado con el crecimiento de la población que carece de acceso a la alimentación, la cual aumentó en 4.2 millones entre el 2008 y el 2010 , acota.

[email protected]