La concesión por 30 años de la autopista Conexión-Oriente (dos tramos que suman una longitud de 7 km), que tiene un costo de 4,700 millones de pesos, ha causado interés en Grupo Concesionario de México (Pinfra), Gami y Promotora del Desarrollo de América Latina (filial de IDEAL, de Carlos Slim).

El Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (SAASCAEM) está a cargo de la licitación de la infraestructura que ayudará en la conectividad entre el aeropuerto de la Ciudad de México y el de Santa Lucía.

El fallo está previsto para el 20 de abril.

De acuerdo con la dependencia, el concurso tiene como origen una propuesta no solicitada que recibió de Gami Ingeniería e Instalaciones (empresa que participa en el consorcio que construye el tramo 3 del Tren Maya) el pasado siete de enero y un mes después se determinó su procedencia.

Como beneficio por haber presentado la propuesta, Gami tendrá 10 puntos adicionales en la evaluación de su propuesta.

Además, “la Secretaría (de Movilidad, como cabeza de sector) le otorgó al promotor el certificado de reembolso del costo de los estudios por la cantidad de 19,035,600.00 (Diecinueve millones treinta y cinco mil seiscientos pesos) más IVA, los cuales deberán ser cubiertos por el concursante ganador en caso de que este último no resulte adjudicado en el concurso”.

Los dos tramos que involucra la nueva autopista son: Peñón-Texcoco-Bordo de Xochiaca y Bordo de Xochiaca-Zaragoza, cada uno de 3.5 km.

El interés de la empresa filial de Pinfra radica en que tiene en su poder la concesión de la autopista Peñón-Texcoco y busca incrementar su presencia en la zona

“La autopista Conexión-Oriente se ubicará principalmente sobre la vialidad del Periférico Oriente, que se desarrolla en los límites del Estado de México y la Ciudad de México, circulando al poniente del límite del municipio de Nezahualcóyotl, limitando con las alcaldías de Venustiano Carranza, Iztacalco e Iztapalapa”.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx