Petróleos Mexicanos (Pemex) colocará 80,000 millones de yenes (771 millones de dólares) en un bono a 10 años, informó IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

La guía final para el bono en yenes, denominados también bonos samurái, se fijó en 0.54% tras una guía inicial de 0.53 a 0.57%, agregó IFR. Los agentes conjuntos para la emisión son Mitsubishi UFJ Morgan Stanley, Mizuho y SMBC Nikko. Pemex recibirá una garantía para las notas del Banco para la Cooperación Internacional de Japón.

Medida en pesos, la deuda en bonos y papel comercial a largo plazo de la estatal cerró en marzo en más de 1.2 billones (millones de millones) de pesos, cifra más de 131% superior al saldo de diciembre del 2012, cuando inició el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto. El monto representa 48.1% del pasivo total de la empresa y 13% del mismo tiene vencimientos en este 2016.

Cabe recordar que las calificaciones de crédito de la compañía son Baa1/BBB+/BBB+ , mismas que la calificadora Moody’s redujo este año ante la caída en los ingresos de la empresa, en concordancia con el descenso en los precios del petróleo.

El programa de financiamientos aprobado por el Congreso para este 2016 asciende a 21,100 millones de dólares, que serán levantados en mercados internacionales, con una participación de 34.4%, mercado nacional con una participación de 31.4% , a través de los préstamos bancarios de (13.3%), las Agencias de Crédito a la Exportación (4.8%), y el resto representa el rubro de otros, conforme a la última presentación de la estatal a inversionistas.

Aumento del 2016

Durante el primer trimestre del año, Pemex recurrió a los mercados internacionales colocando 5,000 millones de dólares a través de tres emisiones con plazos de tres, cinco y 10 años; también colocó 2,250 millones de euros a través de dos series a un plazo de tres y siete años.

En el mercado local, ha colocado deuda en lo que va del año por 5,000 millones de pesos, a un plazo de 3.5 años.

El techo aprobado para la deuda de la empresa este año en el mercado local es de 15,000 millones de pesos adicionales, mientras que, en los mercados internacionales, conforme a su programa de financiamiento, el tope asciende a 11,000 millones de dólares, de los cuales ya había colocado 7,475 millones de dólares antes de esta emisión.

En marzo, el director general de la empresa, José Antonio González Anaya, anunció un ajuste al gasto derivado de la caída de los precios del petróleo, por 100,000 millones de pesos. El plan de ajuste se dividió en tres líneas de acción: generar eficiencias y reducir costos para incrementar la productividad; diferir y replantear inversiones comprometiendo lo menos posible la producción futura, y ajustar el gasto de operación a la caída de los precios de 50 a 25 dólares por barril.