Para disminuir la caída de precios y los problemas que ha traído la sobreproducción de frijol, el gobierno federal comprará 12,000 toneladas a pequeños productores a través de Diconsa.

Héctor Velasco Monroy, director general de Diconsa, y Miguel Alonso Reyes, gobernador de Zacatecas, firmaron dicho convenio para la adquisición de la leguminosa a 1,500 pequeños y medianos productores locales, con lo que se garantizan precios justos para los agricultores y los consumidores.

Datos de la Secretaría de Agricultura indican que en el país se siembran 1.7 millones de toneladas, con un valor de la producción de 13,784 millones de pesos; en donde Zacatecas, Sinaloa y Durango generan la mitad de la producción nacional.

En ese sentido, Velasco Monroy dejó en claro que Diconsa no es sustituta del mercado, sino reguladora, por lo que el año pasado adquirió 20,000 toneladas de frijol en todo el país, por lo que estas 12,000 toneladas significan más del 50% de las compras que la dependencia realizó el año pasado.

Subrayó que Diconsa está comprando el frijol a 11.40 pesos, mientras que al productor se lo están pagando en el mercado hasta en tres pesos menos, lo que constituye un abuso de la ley de la oferta y la demanda.

Agregó que en los anaqueles de las tiendas Diconsa se expende en 13.50 pesos, en beneficio de quienes menos tienen, precio que contraste con el del mercado, donde alcanza hasta los 18 pesos.

Velasco Monroy expresó que con estas acciones se combaten la especulación y el coyotaje, toda vez que los productos se distribuirán en los estados de México, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán, Oaxaca, Veracruz, San Luis Potosí, Guerrero y Campeche.