El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) destacó los efectos positivos de las reformas estructurales en la productividad y la economía, aunque consideró indispensable consolidar el Estado de derecho, que es fundamental para generar certeza.

Al presentar el Índice de Competitividad Internacional 2015, en el que México aparece en el lugar 36 de 43 países medidos, el presidente del Consejo Consultivo del Imco, Valentín Díez Morodo, comentó que también se requiere crear un ecosistema de certidumbre .

NOTICIA: Ineficiencia del gasto público desploma competitividad: WEF

El encargado del área de Cambio Climático del Imco, Rodrigo Gallegos, presentó a su vez los resultados del índice.

Como ha ocurrido en informes anteriores, expuso, Suiza, Noruega, Suecia, Irlanda, Japón, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Australia y Alemania ocupan los 10 primeros lugares, mientras que México se mantiene en el lugar 36, al que cayó en 2007.

Díez Morodo se refirió las ventajas de las reformas financiera, en telecomunicaciones, de competencia y educativa, gracias a las cuales ahora los avances no dependen tanto de los usos y costumbres corporativos, sino de la capacidad individual de los maestros.

NOTICIA: México necesita mano de obra calificada y competitiva

Refirió que incluso la fiscal, sin estar totalmente concluida y que aún es sometida a discusiones atinadas, ha propiciado que la economía mexicana dependa menos del petróleo.

Ante los riesgos que implica la actividad empresarial, un Estado de derecho consolidado actúa como un faro guía que ayuda a sortear la incertidumbre inherente en el manejo de una empresa de cualquier escala , insistió.

En el Instituto Mexicano de la Competitividad consideramos que la consolidación del Estado de derecho y el combate a la corrupción son dos misiones fundamentales en el empeño que debemos tener para atraer y retener más talento en la economía nacional , indicó.

erp