La Comisión Federal de Competencia (CFC) dictaminó que diversos municipios en México obstruyen la competencia en la producción y venta de tortillerías, a través de regulaciones locales, lo que se traduce en altos costos sobre el producto alimenticio en perjuicio de la población más necesitada.

Durante una investigación realizada por dicha Comisión, presidida por Eduardo Pérez Motta, se determinó que de 98 reglamentos municipales, en 94 existen irregularidades para alterar la sana competencia.

Ante ello, el organismo antimonopolios emitió lineamientos bajo cuatro recomendaciones específicas para evitar barreras regulatorias a la entrada y prevenir acuerdos ilegales de precios entre tortillerías:

1) Eliminar distancias mínimas; 2) eliminar disposiciones que permiten a los comercios establecidos opinar sobre nuevos participantes y precios en el mercado; 3) atender solicitudes de acceso al mercado y, y 4) eliminar requisitos de cuotas mínimas de insumos locales.

Entre los años 1999 y 2008, la Comisión llevó a cabo diversos procedimientos en los que identificó conductas de los industriales de la masa y la tortilla que pudieron restringir la competencia en las actividades de producción, distribución y comercialización de masa y tortilla de maíz en 14 localidades del territorio nacional , refiere la resolución final de la CFC.

En la opinión, dirigida a las autoridades de la Secretaría de Economía, Gobernación, Profeco, Cofemer, así como a congresos y gobiernos estatales y locales, la CFC precisa que la eliminación de estos lineamientos por parte de las autoridades municipales contribuiría a eliminar barreras artificiales a la entrada de nuevas tortillerías y haría más difíciles los acuerdos ilegales de precios entre competidores, favoreciendo así a los consumidores, especialmente a los más pobres.

[email protected]