El sector comercio establecido sumó pérdidas por 3,000 millones de pesos por la contingencia del desabasto de gasolina en seis entidades, y aún falta por agregar la afectación que presentó el turismo, los centros comerciales y el incremento de precios del uso de taxis durante este fin de semana, sostuvo José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

La Iniciativa Privada apoya a Pemex con la distribución de la gasolina en pipas, pero la medida resulta “insuficiente”, confirmó a El Economista.

Se espera que este lunes, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informe sobre el restablecimiento de los ductos este martes o miércoles de manera parcial, bajo la estrategia de vigilancia y seguridad en los poliductos por las autoridades federales y estatales, según se informó durante una reunión privada que sostuvo el sector empresarial con las autoridades de Pemex el viernes pasado.

En el marco de esta reunión a la que asistió la Concanaco, Concamin, el CCE, así como la Canacar que apoya con el uso de su transporte, López Campos informó que se reportó sobre los lugares críticos del desabasto, los sitios en donde hay más necesidad y pedimos mayor comunicación con los sectores productivos, compromiso que fue avalado. “Esperamos que no sólo se mantengan sino que haya pasos al restablecimiento”.

“Se reconoce el interés (del gobierno) por atacar el robo de combustible, pero lo que hemos dicho es que haya mayor comunicación con los sectores productivos. La Canacar había ofrecido el uso de las pipas hace días y ya fue  aceptado, que anteriormente cubría el sindicato de Pemex en el abastecimiento a las gasolineras”, aplaudió. El reporte que nos dieron es que “el lunes se dará aviso sobre el estado que guarda la contingencia y los siguientes pasos. Esperamos que se anuncie cuáles ductos pueden tener cierto control bajo vigilancia y se restablezca con tiempos, aunque sea de manera limitada”, confió el líder de la Concanaco.

Se extiende la afectación

José Manuel López mencionó que las pérdidas estimadas en 3,000 millones de pesos se reflejan por menos ventas, falta de suministro y mercancía de perecederos en riesgo de descomposición, cuyos estados mayormente impactados son Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Querétaro, Estado de México y Ciudad de México.

Otro fenómeno que se sumó es el turismo y la poca afluencia para las ventas en centros comerciales, por lo que se pidió a las cámaras de comercio la evaluación del impacto del turismo y la comercialización este fin de semana, ya que en diciembre –en algunos estados que ya enfrentaban problemas- era mínimo el impacto porque no había estaciones cerradas.

Refirió que el turismo de cercanía, que son los que salen de la Ciudad de México a destinos cercanos, se redujo por el desabasto, pues la población prefiere cuidar su combustible. El  problema también se observará en  los estados en donde no hay desabasto, pues se enfrentarán a la falta de productos de la proveeduría de los estados afectados.

[email protected]