La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) busca promover que el proceso de transición en la liberación de los precios de la gasolina se realice con el máximo posible de condiciones de competencia y libre concurrencia.

En ese sentido, Alejandro Faya, titular de la Unidad de Planeación, Vinculación y Asuntos Internacionales de la Cofece, dijo que pueden iniciar investigaciones por posibles acuerdos entre competidores para manipular los precios o repartirse los mercados, o por abusos de posición dominante.

Pueden además revisar y autorizar, rechazar o condicionar, según se requiera, concentraciones en cualquier eslabón de la cadena, ya sean clubes de compra, redes comerciales o alianzas entre gasolineras incluso participaciones cruzadas, entre otras.

Además, durante la fase de transición, podrá emitir opinión previa y no vinculante para el efecto de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público fije precios máximos en aquellas regiones que tengan precios liberados, pero se detecten aumentos que no corresponden a los costos.

Los que no puede hacer, explicó el funcionario, es cerrar gasolineras, fijar precios, establecer regulaciones, sancionar participaciones de mercado altas y sancionar alzas en precios o altos márgenes de ganancia.

La reforma energética inició una serie de procesos de liberalización del mercado, tanto en la venta al menudeo como en la logística de combustibles. Algunos de los temas a tratar y que están pendientes de atender son: cómo se implementa la temporada abierta, eliminar las restricciones que limitan el acceso y uso de puertos, la eliminación de restricciones anticompetitivas a nivel local que inhiben el establecimiento de estaciones de servicio o el desarrollo de infraestructura.

Logística, reto

Otros pendientes son desarrollar más y mejor infraestructura, alternativas logísticas, así como emitir una política de suministro, completar el proceso de sustitución de contratos de franquicia y suministro por los nuevos modelos aprobados por la Comisión Reguladora de Energía (Ventas de Primera Mano y comercialización).

La Cofece debe también favorecer la disponibilidad de información de precios en favor del consumidor físico y electrónico.

De hecho, hasta ahora ya remitió una serie de opiniones a gobiernos estatales y municipales, así como al jefe de Gobierno de la Ciudad de México y a legislaturas de entidades federativas que busca eliminar las restricciones regulatorias que limitan el establecimiento y operación de nuevas gasolineras lo que limita la competencia.

Desde la perspectiva de Cofece, la penetración de gasolineras es baja en comparación con otras referencias internacionales ya que se atienden a 3,279 autos por punto de venta, en promedio, mientras que en España hay 2,890 vehículos y en Estados Unidos hay 1,640 coches por estación.

[email protected]