En México no existen condiciones de competencia efectiva para efectuar la interconexión entre redes ferroviarias, pues los principales concesionarios tienen la capacidad para fijar precios, restringir el abasto e impedir el acceso a sus respectivas redes, concluyó en una investigación la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Las empresas concesionarias señaladas son Grupo México (GM), Kansas City Southern de México (KCSM) y Ferrovalle (ésta última controlada por las dos primeras), quienes en su conjunto controlan 72.3% de las vías férreas del país, indicó el órgano antimonopolios, que llevó a cabo la indagación a través de su Autoridad Investigadora (AI-Cofece).

Esta instancia determinó que cada uno de los agentes económicos tiene 100% de participación en su respectivo mercado relevante, por lo que detentan el control sobre el servicio de interconexión en su modalidad de derechos de paso para prestar el servicio público de transporte ferroviario de carga.

Dado que las empresas tienen la facultad exclusiva para operar y explotar sus vías concesionadas, cada una de éstas tiene la capacidad para fijar precios y restringir el abasto en cualquier trayecto, ruta, con origen, destino o tránsito a través de sus respectivas redes.

La AI-Cofece enfatizó que la necesidad de contar con un título de concesión o título de asignación para operar y explotar las redes que componen cada uno de los mercados relevantes configura una barrera total a la entrada de cualquier posible nuevo entrante en dichos mercados .

La instancia investigadora identificó que el poder de mercado de los concesionarios en los servicios de interconexión deriva en aumentos injustificados de tarifas: Si la carga requiere utilizar un pequeño tramo de la vía de un concesionario distinto al contratado en el punto de origen, la tarifa en ese tramo puede incrementarse en promedio 8.3 veces, en comparación con el resto de la ruta .

Los clientes también se ven obligados a pagar servicios adicionales, como la renta de locomotoras para movilizar la carga que se encuentra en espera de ser transportada por el concesionario. Frecuentemente, enfrentan además incumplimiento en los horarios de interconexión, lo que ocasiona retrasos en los procesos productivos.

El dictamen de la AI-Cofece da pie a la apertura de un proceso en forma de juicio, en el cual las empresas señaladas pueden formular alegatos para que el Pleno de la Cofece emita su resolución final.

En el supuesto de que el órgano colegiado ratifique el dictamen de la indagatoria, corresponderá a la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF) establecer una regulación procompetitiva, que implicaría indicar a los concesionarios los nuevos derechos de paso y los lineamientos para el cobro de las tarifas respectivas.

Sin una competencia efectiva en el sector transporte, nuestro país no podrá aspirar a convertirse en una plena plataforma logística para el comercio nacional e internacional, lo que nos condenaría a un bajo crecimiento económico y a la persistencia de la desigualdad entre regiones , dijo Carlos Mena, titular de la AI-Cofece.

Usuarios afectados

Hace tres años en el Congreso mexicano se propusieron reformas a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario (LRSF) para establecer derechos de paso obligatorios, permitir la construcción de líneas cortas sin la necesidad de una concesión y admitir a nuevos operadores bajo el carácter de permisionarios , mismas que no prosperaron y fueron rechazadas por la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), al argumentar que irían en contra de las inversiones que sus agremiados han realizado.

No obstante, diferentes usuarios del servicio ferroviario, entre ellos la industria acerera, se quejaron de la operación del transporte ferroviario de carga en el país así como de la ausencia de regulación, que los dejaba a merced de las ferroviarias y sus condiciones discrecionales en la fijación de tarifas.

Las tarifas en México son entre 37 y 57% más caras que en Estados Unidos , dijo en su momento a El Economista Salvador Quesada, director de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), quien también lamentó la carencia de interconexiones ferroviarias y cómo ello encarece e inhibe el transporte ferroviario en ciertos tramos.

Si quiero usar cierto tramo y una parte es de una empresa y el resto, de otra, por ejemplo, en la ruta Manzanillo-Monterrey, entre ellos se ponen de acuerdo y me dan el costo de la interconexión. No tengo margen de negociar. Sólo 13% de la carga a nivel nacional usa interconexiones , adujo.

Antecedentes

El 2 de septiembre del 2016 la Cofece acordó iniciar la investigación de las condiciones de competencia efectiva en los servicios de interconexión entre redes ferroviarias, para cumplir con lo establecido en la reforma del 2015 a la LRSF.

El artículo 36 de la reformada LRSF establece que cuando se determine la ausencia de condiciones de competencia efectiva, la ARTF podrá establecer los derechos de paso obligatorios a los concesionarios del servicio a fin de que permitan el acceso de otros a sus vías férreas para una ruta y producto determinados.

La investigación de condiciones de competencia efectiva está normada en el artículo 96 de la Ley Federal de Competencia Económica y fue una innovación legal del ordenamiento gracias a las reformas legales del 2014-2015.

[email protected]