El fabricante de papel conocido hasta el día de ayer como Corporación Durango (Codusa) anunció el cambio de su denominación a Bio-Pappel, así como la transformación de la imagen de la empresa para enfatizar su renovada gestión orientada a la sustentabilidad medio-ambiental.

Para fines prácticos, se trata del relanzamiento de la compañía después de los apuros financieros que la llevaron a recurrir al concurso mercantil en dos ocasiones en menos de un lustro (2006 y 2008), culminando la última con una reestructura financiera que le permitió retomar sus planes de expansión.

En conferencia de prensa, Miguel Rincón, director general de la compañía, anunció que el nuevo perfil se adoptó debido a la transformación paulatina de sus procesos productivos para llegar a ser una entidad amigable con el medio ambiente, y a que por fin se contó con holgura financiera para concluir todos los cambios necesarios.

Finanzas sanas

Después de reestructurar su deuda, Bio-Pappel viró a ser la empresa menos apalancada de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con apenas 18 centavos de deuda por cada peso de activo, lo que allanará el ejercicio de una inversión de 250 millones de dólares para abrir una fábrica y una planta de cogenera­ción de energía en los próximos cinco años.

Para Mayela Rincón, directora de finanzas de la compañía, el arribo a esta posición refleja el éxito de su último concurso mercantil, que, aunque difícil, les dejó lecciones valiosas.

Uno de los principales retos durante el concurso mercantil fue la identificación de todos los acreedores, pues nuestra deuda estaba un poco dispersa, pero afortunadamente para nosotros, la legislación en materia concursal fue muy útil , comentó la ejecutiva.

Agregó que desde ahora la compañía será mucho más selectiva en cuanto a sus adquisiciones y que privilegiará el crecimiento con reinversión de ganancias.

Sobre los indicadores fundamentales de la empresa, Carlos González, analista de Ixe Casa de Bolsa, dijo que éstos se encuentran en muy buena forma y resaltó la mejora en la bursatilidad de su acción, que pasó de un grado bajo a medio.

Por último, Miguel Rincón estimó un crecimiento en ventas cercano a 10% para el cierre del 2010, con lo que éstas podrían llegar a poco más de 1,240 millones de dólares.

[email protected]