Acciona y Tuto Energy del Grupo Biofields, propietarios 50% del complejo fotovoltaico Puerto Libertad en Sonora, han firmado el financiamiento de esta planta, de 404 megawatts por hora (Mwh) de potencia, con cuatro bancos —Banco de Desarrollo de América del Norte, Banco Nacional de Obras y Servicios de México, Instituto de Crédito Oficial de España y Banco Sabadell— por un importe máximo de 264 millones de dólares.

La planta se financia a partes iguales entre las cuatro entidades en la modalidad de project finance con un plazo de amortización de 18 años.

La construcción de este complejo fotovoltaico, uno de los mayores de América Latina, se inició en febrero de este año y se prevé que esté plenamente operativo en el primer trimestre del 2019.

Una parte del complejo Puerto Libertad —229 MWp— cubrirá el suministro a la CFE de 478.3 gigawatts hora (GWh) de electricidad y los certificados de energía limpia correspondientes que fueron adjudicados al consorcio propietario del proyecto en la segunda subasta de electricidad a largo plazo en México.

Otros 114 MWp servirán para atender un contrato privado de compraventa de electricidad suscrito entre el consorcio propietario del proyecto y la empresa Tuto Energy Trading. Y los 61 MWp restantes se destinarán a comercializar energía en el mercado eléctrico mayorista.

La planta Puerto Libertad estará dotada de 1 millón 222,800 páneles fotovoltaicos de silicio policristalino instalados sobre estructuras de seguimiento horizontal. Colocadas en línea recta, estas estructuras —un total de 20,380 de 59.46 m de longitud cada una— cubrirían una distancia de 1,212 kilómetros, similar a la existente entre Ciudad de México y la ciudad de Houston.

Con una superficie total de captación solar de 2.4 kilómetros cuadrados (equivalente a 333 campos de futbol profesionales), Puerto Libertad producirá anualmente unos 963 gigawatts hora de energía, capaces de atender la demanda eléctrica de 583,000 hogares mexicanos. Dado su origen renovable, esta producción evitará la emisión a la atmósfera de 925,443 toneladas de CO2 en centrales de carbón, un efecto depurativo para la atmósfera superior al de 46 millones de árboles.

En la construcción de la planta trabajarán una media de 500 empleados, con picos de actividad de hasta 900 trabajadores. En fase de operación, la planta dará empleo estable a 38 personas.

[email protected]